El matar un animal se ha convertido en una condición de diversión, ha pasado de ser una cuestión de supervivencia a algo totalmente recreativo para aquellos que gustan desempeñar la actividad de la caza en un entorno silvestre. Para cumplir esta función recreativa se han creado los ranchos cinegéticos que son un atractivo más del turismo y que en los últimos años se han propagado en el país. Éstos, facilitan la tarea del cazador mediante una logística desarrollada en un entorno natural y que aspiran en convertirse en una alternativa para regular la caza furtiva.

El proyecto fomenta la protección a la fauna, al menos ese es el lema constante que se ha extendido para dar legitimidad a dicha actividad.

Anuncios
Anuncios

Para algunos su función va más allá, y es el evitar la extinción de las especies al hacerse en un espacio controlado la caza animal.

Caza furtiva o regulada, ¿es realmente necesaria alguna de las dos?

Se menciona que dichos espacios se desarrollan de forma paralela a las Unidades de Manejo y Aprovechamiento (UMA), que son las encargadas del cuidado y mantenimiento de las especies; criticadas en muchos de los casos por verse la cría de determinados animales como negocio, perdiendo la esencia de conservación.

El anhelo de los ambientalistas por la conservación de la fauna se ve frustrada por aquellas personas que practican la caza excesiva, y la validez de estos ranchos cinegéticos es un recurso más para opacar la ilegalidad. Siempre la falta de regulación permite que el comercio ilegal tenga un crecimiento, debilitando la diversidad animal, ya que la cacería indebida empuja a la humanidad a una extinción masiva.

Anuncios

Vale la pena plantearse si en realidad es necesaria la caza por diversión; en todo caso importa más ser conscientes de que la destrucción de la biosfera afecta a los organismos vivos que ahí existen, afectando en consecuencia al ciclo natural. Cualquier tipo de depredadores alude que se da para obtener de las presas los nutrimentos necesarios para subsistir. El hecho de la actividad furtiva en sí esta afectando las dinámicas naturales de la población animal y ha contribuido a la extinción de especies por todo el mundo. Afirmar que la caza por diversión es un aspecto positivo para salvaguardar la vida animal, es denigrar el sufrimiento de los animales; además ese pensamiento implica que solo tienen un valor por la función que cumplen y el beneficio que aportan a los seres humanos. #caceriafurtiva