Son para Milo

Llego directa a la Carpa principal, quedo impactada con la perfección de los asistentes al bailar, el zapateado coordina sin errores con el ritmo del Son, no sé quién vibra con mayor intensidad, ¿la tarima monumental o yo?

Al lado está el área de comida, huele a carbón, a carne asada, no me decido por nada, todo se me antoja, pruebo las coloridas aguas, el téjate, el torito -aún es muy temprano para comer- me digo a mí misma, pasa ligeramente de mediodía, una agüita de maracuyá con guayaba me basta. Decido darme una vuelta por las artesanías, predomina la ropa, que preciosos huipiles, qué faldas tan coloridas, qué hermosos aretes, ¡quiero todo!

Escucho a la gente emocionada, así que decido volver al escenario, una voz masculina, firme y aguardientosa dice "Esto es un Carnaval, no importa si no trae pareja, no importa si no sabe bailar, esto es un Carnaval". Me animo, le dejo todo a mis pies.

Anuncios
Anuncios

Entre esa multitud uno se siente cobijado, alegre, acompañado, es un claro ejemplo de inclusión, no hay un código de vestimenta, aunque muchos portan atuendos típicos de diversas regiones, en el fondo da igual si llevas huaraches o tenis, a nadie le importa tu preferencia sexual ni tu edad, están presentes hombres, mujeres, comunidad transgénero, hay tolerancia con los empujones, todos vienen a bailar.

No obstante, no todo son sonrisas y taconazos, entre una canción y otra se escuchan Gritos de Guerra: “A los periodistas que no tienen miedo de decir la verdad. La resistencia en Tierra Colorada. Las desapariciones forzadas". Siento vergüenza, no identifico con claridad la región a la que corresponde La Tierra Colorada, pero es bien sabido que México sufre de un alto índice de violencia de varios años a la fecha, así que el dolor supera a pena personal.

Anuncios

De un Carnaval a otro

La fiesta seguía aunque ya era de noche, pese a que es domingo, un domingo peculiar, un domingo Electoral, entre cada descanso le echo un ojo al Face, 6 puntos arriba iba Delfina, luego 4, luego 3, a eso de las 10:00 p.m. ya se anunciaba el triunfo de Del Mazo.

Es hora de retirarme, hay poco transporte a esta hora, me mantengo atenta a las noticias, en las redes estallan las opiniones, otra vez se lee fraude (ya ha pasado), otra vez (también sucedió, en más de una ocasión) surgen los reclamos del Pueblo para el Pueblo por su “mala” decisión, al tiempo que leo tarareo sones, consolándome en el recuerdo de un México unido, cooperativo, alegre, bailador, que no sabe callarse, que crea que conciencia, que comparte.

Ésta fue mi primera vez en Son para Milo, mi carnaval favorito. #sonparamilo #EleccionesEDOMEX2017 #TradicionesMexico