Hace unos cuantos meses, una joven -ahora conocida como La Mars- subió un video en Youtube donde anunciaba que dejaba la escuela, entre otros motivos, porque el sistema educativo era retrógrada, porque no era estimulante y contenía en lugar de impulsar, porque era bunker y no catapulta.

Sus motivos son cuestionables, mas no equivocados, muchos autores ya los han expuesto con bases sólidas -Carlos Skliar e Ivan Illich son un par de salvajes ejemplos- porque han construido un fuerte andamiaje sobre el que descansan sus argumentos. Sin embargo, la joven y su decisión no parecen tener pasos tan firmes.

Después de la publicación del video, la joven fue víctima de una quema de brujas por parte de la mayoría de los cibernautas.

Anuncios
Anuncios

Y lo último relevante que se supo de ella era que supuestamente había conseguido trabajo como colaboradora de la periodista Adela Micha -quien en estos días desmintió el rumor y se deslindó del asunto.

A principios de semana, otro video de la joven alcanzó notoriedad. En él se puede apreciar cómo La Mars se mete un condón por la nariz y lo saca por la boca. Y aquí es donde comienza el vértigo de la joven.

¿Por qué no comienzas a realizarte ahora? No trates de impresionar, no trates de encajar, se escuchaba en el video donde la joven había tomado la decisión de su vida. Entonces, ¿es esto parte de su realización? Si hoy fuera el último día de su vida, ¿lo gastaría de esta forma?

Yo no pienso juzgarla, pero está claro que cuando yo escuché de los autores ya mencionados, o cuando supe del contenido de ese primer video pensé en otra cosa: pensé en una adolescente que iba a incendiar su vida furiosa, mágicamente; pensé en una joven que estaba hecha de fuegos artificiales y que podía aprovechar el aparente respaldo que tiene por su familia.

Anuncios

Es cierto que la primera impresión que causa no es la más agradable, pero tengo años entrenando fuertemente en no juzgar a la personas a primera vista, y es por eso que la duda sobre ella no parecía una locura.

Como no es una locura decir que tal vez lo estoy viendo del lado equivocado. Si la joven buscaba realizarse como una youtuber o una influencer, su sendero es el correcto. Ella misma se ha convertido -pervertido- en un contenido viral y sus videos tienen millones de vistas. Tonta, tonta, pero no tanto, decían las abuelas.

Podría asegurar que esto es un problema generacional, pero la verdad es que esa es una salida fácil. Yo conozco muchos adolescentes que dejaron de estudiar -porque no querían o porque no podían, esa no es la cuestión ahorita- y ahora los veo recorriendo el mundo, trabajando de lo que sea en donde sea; o en la calle, viviendo y sobreviviendo de los malabares y las artesanías; o simplemente en el periódico donde trabajo, entregando paquetes y corriendo como locos, en espera de una oportunidad que les permita demostrar su talento en el gremio.

Anuncios

El problema es grande, y grave, pero no generacional. Y parafraseo a Mafalda: "Esta generación no es el acabose, simplemente es el continuose de nuestro empezose". Habría que dejar un mundo más valiente, más fuerte, más inteligente y más bello; habrá quien lo quiera continuar. #LaMars #RetoDelCondón #GeneraciónPerdida