Mi padre siempre me colmó de Ciencia Ficción. Fue por él que mi infancia estuvo asfixiada por Philip K. Dick, Isaac Asimov, Julio Verne y por supuesto Ray Bradbury.

De las brasas de esos años, lo que he rescatado de forma intacta es el estremecimiento que me causó “El ruido del trueno”, cuento en el que una compañía organiza safaris al pasado para cazar dinosaurios, con la premisa principal de no salirse de un sendero minuciosamente fabricado, para así no modificar el futuro. Como es de esperar, alguien desobedece y pisa una mariposa con su bota; al regreso de la caza, la realidad está completamente perturbada.

Siempre me sentí en deuda con mi padre por ese regalo -cómo no estarlo-, y en ese intento de redimirme y querer deslumbrarlo estaba cuando le recomendé #Sense8 -sí, también le recomendé Black Mirror, pero esa es otra historia- hace un par de semanas.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, este miércoles comenzaron los rumores en portales virtuales como mor.bo sobre la posible cancelación del programa y el jueves a mediodía, Cindy Holland, vicepresidenta de Contenido Original de Netflix, confirmó la cancelación de la serie creada por las hermanas Wachowski, aparentemente porque la plataforma de streaming no ha cancelado la programación suficiente y el alto costo que representaba la grabación de cada capítulo.

La indignación de los seguidores cobró fuerza y furiosamente sacudió Facebook y Twitter; de hecho, fue Trending Topic durante lo que restó del día. Mi novia, con un estoicismo esperanzador, me mostró el tuit de Edgar Pichardo –experto en Marketing Digital y redes sociales- en el que brinda a los descorazonados seguidores la posibilidad de que todo esto sea una activación de la segunda temporada, lanzada al aire hace apenas unas semanas.

Anuncios

Sin ánimo de ofender, el mensaje parece más una estocada al aire.

Otros, en plena desesperanza, exigen a Netflix vender los derechos de la serie a importantes canales de televisión, con el fin de alargar la vida del programa; los más, aquellos que saben que la realidad es un perro infernal, se limitan a engullir la pérdida con rabia y tristeza, mientras se despellejan los dedos escribiendo violentos mensajes y comparten emotivos videos de las mejores escenas de la serie.

A todo esto, ¿era necesario cancelar una de las mejores series Sci-Fi que se han hecho en los últimos años por cuestiones monetarias? ¿Acaso no es suficiente el resplandor visual y literario que nos obsequiaron las hermanas Wachowski con Sense8 para mantenerla viva? Sí, idealista, poco práctico, lo sé. Igual parece no ser gran cosa, pero como gustoso de la Ciencia Ficción sólo espero que esta cancelación no sea la mariposa debajo de la bota de Netflix. #RenewSense8 #ChaleNetflix