“Es más arriesgado ser mujer en México que soldado en Gaza o en otra nación que enfrenta un conflicto armado”, declaró en 2013 la jefa del área de género, #Violencia y derechos humanos del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés), María José Gómez González, al periódico La Jornada. Esta declaratoria debió ser un llamado a las autoridades de México para encontrar acciones para erradicar la violencia de género en el país, sin embargo no hubo respuesta frente a tal pronunciamiento.

El incremento en la violencia en el país ha cobrado la vida de muchas mujeres, llegando a cifras alarmantes, (siete mujeres mueren a diario a causa de violencia de género, de acuerdo con informes de Amnistía Internacional), las autoridades lejos de atacar el problema de manera directa buscan negar o minimizar la violencia de género que ocurre a diario.

Anuncios
Anuncios

Empeora aún cuando la violencia feminicida es un problema que urge erradicar y combatir, hay que seguir implementando observatorios ciudadanos para erradicar otro tipo de conductas que fomentan el acoso y promueven el odio hacia las mujeres por razones de género. Una de estas campañas exitosas fue la que en abril del 2016 se realizó en redes sociales llamada “mi primer acoso” las mujeres por primera vez visibilizaron los acosos a los que habían estado expuestas desde pequeñas y que se había normalizado, a pesar de su conducta violenta.

La representación femenina en la política

Una de los motivos por las que las autoridades no se interesan en adoptar políticas para erradicar la violencia de género es porque es un problema que no les atañe directamente ya que la mayoría de la representación política está en su mayoría conformada con personas del género masculino; por lo que no tienen reparo en decir que “hay cosas más graves que atender”, como el Gobernador Eruviel Ávila.

Anuncios

En ese sentido también la discriminación hacia las mujeres para ocupar cargos públicos es elevada.

Y es que la voz masculina en México también está sobrerepresentada en todos los ámbitos, desde el público hasta el privado. Por eso es necesario que además de implementar políticas públicas para erradicar cualquier tipo de violencia de género en el país, las mujeres busquemos formar parte de los procesos políticos y de participación social para la toma de decisiones.

Urgen mujeres feministas que ocupen los cargos públicos y que manifiesten abiertamente su interés por implementar políticas con perspectiva de género; que no tengan miedo a levantar la voz ante cualquier atropello o discriminación por motivos de género y que dejen de seder los espacios públicos y privados a los compañeros. #Feminismo #Feminicidio