Desata polémica la presunta renuncia de Monseñor Rivera al Arzobispado de México al cumplir 75 años de edad

Luego de que el pasado 2 de junio el vocero de la Arquidiócesis de México, Hugo Valdemar Romero, asegurara que el Arzobispo Primado #Norberto Rivera Carrera había presentado su renuncia ante el Papa Francisco y que dicho documento ya estaba "en el escritorio del Santo Padre", este domingo el Cardenal Rivera Carrera desmintió la información e indicó que aún no ha presentado su dimisión y que se irá hasta que Su Santidad se lo pida.

Más allá de si el Papa está enterado o no, este próximo martes 6 de junio el prelado llegará a los 75 años de edad, con lo que se cumple una de las causales que marca el Derecho Canónico para que un miembro de la #Iglesia Católica abandone su cargo.

Anuncios
Anuncios

El anuncio de la "renuncia" del prelado motivo que un grupo de personas, entre las que destacan ex-sacerdotes y familiares y víctimas de curas pederastas en nuestro país, levantaran una denuncia contra Rivera Carrera ante la Procuraduría General de la República, por el encubrimiento de 15 curas que fueron acusados de pedofilia.

Los ex-sacerdotes Alberto Athié Gallo y José Barba, quienes alguna vez oficiaron como Legionarios de Cristo, fueron los que interpusieron la denuncia de hechos, al considerar que Monseñor admitió durante una declaración pública realizada en diciembre de 2016, que conoció los casos de 15 sacerdotes acusados de pederastia en nuestro país y que realizó una investigación cuyos resultados fueron enviados a Roma, en concreto a la Congregación de la Doctrina de la Fe, para que allá en el Vaticano dictaran las respectivas sentencias.

Anuncios

"El Cardenal debió dar parte a las autoridades mexicanas por la presunta comisión de delitos en la República Mexicana" consideraron Athié y Barba.

Historial del Arzobispo

Norberto Rivera Carrera nació el 6 de junio de 1942 en la localidad de La Purísima, en el estado de Durango. A los 13 años inicio su carrera eclesiástica en el seminario de Durango. Fue ordenado sacerdote en 1966, en 1985 fue nombrado Obispo de Tehuacán, Puebla. En 1998 el Papa Juan Pablo II lo nombró Arzobispo Primado de México, en sustitución de Ernesto Corripio Ahumada.

Ha sido uno de los más polémicos líderes de la Iglesia Católica mexicana; durante los 19 años de su arzobispado, Rivera Carrera fue acusado sobre todo de proteger a miembros de la Iglesias acusados de diversos delitos. El caso que más antipatías le trajo fue su defensa y protección al padre Marcial Maciel, el líder de los Legionarios de Cristo, que fue acusado de malversación de fondos y de haber abusado sexualmente de varios legionarios. Esta última acusación fue comprobada por el Vaticano, y el entonces Papa Benedicto XVI le ordenó separarse de todas sus funciones y "llevar una vida de meditación y penitencia", castigo que no fue del agrado de las personas que denunciaron a Maciel.

Anuncios

Asimismo se vio envuelto en un escándalo internacional, cuando el cura Nicolás Aguilar fue acusado ante una corte de Los Ángeles, California, de haber abusado de 26 niños de esa localidad. Las investigaciones de la policía y la prensa, revelaron que el Padre Nicolás Aguilar habría violado además a 60 niños de la Sierra Negra de Puebla, y que el Cardenal habría promovido el traslado del cura a la Diócesis de Los Ángeles, ante las denuncias presentadas en México. Incluso se informó que Rivera habría persuadido a las víctimas de no denunciar al párroco Nicolás Aguilar en Puebla.

Estos hechos y un par de casos mas de protección a curas con denuncias pendientes, fueron desgastando la imagen de la Iglesia ante el pueblo de México, mientras que la imagen de los católicos a nivel internacional también sufría un severo desgaste. El Arzobispo Primado de México también tuvo fuertes encontronazos tanto con el gobierno de la Ciudad de México, como con la Presidencia de la República; en el primer caso por criticar y promover marchas contra la ley que protege los derechos de la mujer que empezó a regir en la capital de país - ley que promueve el uso del condón, el de la píldora de "día siguiente" y del derecho al aborto legal, actos que prohíbe la iglesia a sus feligreses- y en el segundo por su desacuerdo en una iniciativa de ley que promovió el Presidente Enrique Peña Nieto sobre derechos de las personas homosexuales, la que finalmente no se concretó.

Ahora, el príncipe de la Iglesia deberá comparecer ante la ley mexicana. #Pederastia méxico