Buscando en la red datos sobre el empoderamiento en la #homosexualidad y el orgullo gay, me encontré con un controvertido “estudio“, que afirmaba que la homosexualidad femenina podría ser culpa del deseo masculino y su deleite sexual por ver a mujeres relacionándose entre sí. Por supuesto, me sentí indignada y busqué de dónde venía tal información. Al respecto, advertí lo siguiente:

Este estudio carece de rigor científico, ya que se basa en una encuesta realizada a 1500 personas autodenominadas heterosexuales a quienes se les interroga sobre sus gustos sexuales; lo que, de entrada, sesgaba la información. ¿Por qué sólo se incluyó a personas heterosexuales? Además, cabe aclarar que una encuesta no es un experimento científico; ya que carece de: observación, planteamiento del problema, hipótesis, experimentación, análisis de resultados y conclusión.

Anuncios
Anuncios

Por lo que, el estudio se desestimaba a sí mismo.

La homosexualidad en el sistema patriarcal actual

Sin embargo, lo grave de este estudio, no es su falta de metodología científica, sino el velado discurso que cosifica a la mujer hasta en su orientación sexual. Una mujer, cuando es #lesbiana, de acuerdo a la encuesta en cuestión, es porque “evolucionó” para el disfrute masculino.

Salí del closet primero como lesbiana y más tarde como feminista, y admitido que reafirmarme como feminista, fue más difícil que exteriorizar abiertamente mi homosexualidad. No obstante, pronto entendí la importancia del #Feminismo en la construcción de una sociedad más justa e igualitaria.

Diversidad sexual, liberación y equidad

Pertenecer a una minoría sexual conlleva a experimentar la discriminación, basada en el prejuicio, de no formar parte de los roles tradicionales de género.

Anuncios

Lo que nos lleva a observar que la homofobia tiene su origen en la cultura patriarcal. Fomentar significantes culturales, para promover el odio y la discriminación hacia las expresiones sexuales diversas, en el fondo tiene un castigo disciplinario: nadie puede transgredir los estereotipos [VIDEO] sistémicos asignados.

La negación de aceptar nuestra identidad sexual se debe al miedo al rechazo que impone una normativa social, pero es la conservación de una sociedad injusta y desigual. Por eso creo que una de las maneras más efectivas para la liberación sexual es la inserción de la perspectiva de género en nuestra emancipación, en donde exista una humanidad más incluyente y plena.