El polo turístico más importante de México tiene dos caras, la que ven los visitantes y la que observan los ciudadanos todos los días, pero incluso en este segundo caso, existe una gran división entre los más pudientes y los de la clase media para abajo, y es precisamente en este último renglón, donde hay temas pendientes administración tras administración, siendo uno de estos el de las #zonas irregulares en diversos puntos de la ciudad, incluso en áreas céntricas.

Es difícil comprender por qué este problema se ha alargado durante tantos años, pues de acuerdo con la compra-venta de terrenos en Cancún esto no debe ser complicado, el primer paso es identificar al dueño del predio - información en poder de las autoridades municipales - una vez encontrado se debe contactar y mediar con él la transacción requerida para el cambio de dueño, siempre y cuando él así lo desee, de lo contrario se debe mediar una solución para beneficios de ambas partes, y quien mejor para ser el puente entre las dos partes que el gobierno.

Anuncios
Anuncios

Durante cada administración se crean o eliminan departamentos gubernamentales, asignando o dividiendo los presupuestos, sin embargo, en temas como la regularización de tierras no es necesario un gran capital, al contrario, más allá de una nueva dependencia. Bastaría con conformar un concejo que se encargue del tema y sea facilite una solución a este tema.

Hoy en día son miles las familias - que al estar en zonas irregulares - no tienen acceso formal a luz eléctrica o alcantarillado, lo que ha generado la aparición de "arañas", que no son otra cosa más que marañas de cables utilizados para conectarse ilegalmente al sistema de energía eléctrica, además de pozos para obtener agua, que en la mayoría de los casos son fuente de enfermedades.

Solucionar este tema - tan importante - no sólo significaría dar certidumbre a miles de familias, esto también eliminaría problemas derivados de estas áreas irregulares como lo es el vandalismo, enfermedades y el decremento de la plusvalía de las zonas aledañas, que en muchos casos se trata de fraccionamientos que se han convertido también en el patrimonio de miles de ciudadanos.

Anuncios

Como se puede divisar, el solucionar problemas de este tipo sólo requiere de una gran voluntad para hacer las cosas, no se trata de demandas imposibles o fuera de contexto, son simplemente acciones que cualquier gobierno puede llevar a cabo, siempre y cuando tenga una genuina preocupación por el bienestar de sus ciudadanos. #cancun #opinión