Hace unas semanas se supo el caso de Valeria, una pequeña de 11 años, que fue encontrada dentro de una unidad de transporte colectivo del municipio de Nezahualcoyótl, en el Estado #México. Y no lo digo el con el afán de referirme a un acontecimiento cotidiano, sino por la inseguridad que se vive día a día en el Estado.

La historia se sucitó en visperas electorales, como todos recordaremos, estábamos muy ocupados en ver como iba el conteo, si habia fraude o mil cosas más que se dieron en esos días; mientras que la familia de Valeria se encontraba en las horas más preocupantes de su vida, ya que su hija no había llegado. En diferentes medios se dijo que el padre la hizo abordar a la unidad, sólo con el objetivo de proteger a su pequeña, pues quien iba a imaginar, que esas personas que se encargan de transportarnos a diario iba a ser un delincuente y un asesino más.

Anuncios
Anuncios

Bueno la historia muchos ya se la deben de saber, hay críticas buenas y malas; unos dicen que el papá tiene la culpa por haber subido a su hija a la combi, porqué los padres permitieron viajar a la pequeña sola, en fin muchos comentarios. Yo voy a expresar mi sentir; considero que los padres no son culpables, ellos como cualquier padre, solo querían proteger a su hija, darle lo mejor, que no se enfermara a causa de la lluvia. Pero aquí es el punto que muchos no comprenden, todos requerimos viajar en el transporte público, pensando que es una buena opción a pesar de los asaltos, pero ahora ya es un riesgo subirte.

Como antes he mencionado, no culpo a los padres, sino al Gobierno; se me hace una tontería que tengamos que esperar 48 horas para poder dar alerta de que alguien está extraviado, y peor aun si es un menor de edad, no importa si se fue con el novio o con quien sea, es menor de edad y todavía no son capaces de razonar sus decisiones, peor si es menor de edad y le cuentan los hechos de esta pequeña, creo que merecía antención inmediata.

Anuncios

Culpo a los dueños de la líneas de transporte público, que por tener más unidades no le interesa a quien contratatan, si bien recordamos cuando vamos a ingresar a un trabajo eres sometido a una prueba psicométrica para valorar tu salud mental y no ser un riesgo en el trabajo, lo mismo que deberían hacer al momento de contratar a un nuevo chofer y a la #Justicia que no pone castigos ejemplares para que estas barbaries no se vuelvan a cometer.

Valeria comenzaba a vivir; Valeria tenia muchos sueños por delante. Yo no la conocí, pero pienso que era una pequeña extraordinaria, como todos a esa edad; tal vez quería ser doctora, abogada, bióloga o lo que ella quisiera, pero un enfermo le arrebató esos sueños y a nosotros nos queda pedir justicia por ella y por todas.

¡Pedimos justicia y mayor seguridad para el Estado de México!