¿Y para cuándo el novio?. Ya estás grande, deberías pensar en formar una familia. ¿No piensas tener hijos?. Son algunas de las frases que constantemente reciben #mujeres solteras conforme va avanzando su edad.

Cuando se llegan a los 30, es común que en el círculo cercano de amigos las bodas, los bautizos y las fiestas infantiles se vuelven el evento más común, y es en cada reunión de este tipo en el que las llamadas "solteronas" se vuelven el centro de atención de los comentarios que cuestionan su estado civil.

Pero, ¿estar soltera después de los 30 años es realmente terrible? Me parece que no. Basta con analizar nuestro entorno y darnos cuenta de que ni el matrimonio, ni los hijos garantizan la felicidad.

Anuncios
Anuncios

En diversas reuniones me he topado con gente que me recomienda: "No te cases, por favor" y yo sólo me echo a reír, pero después me cuestiono sobre su vida personal y me pregunto si esa persona es realmente feliz estando casada o casado.

También me pregunto el motivo por el que decidió unirse para siempre a su pareja y por qué ahora pareciera que es lo peor que le pudo haber pasado. Me causa tristeza ver como algunos matrimonios se comportan como desconocidos, mientras conviven en una reunión social y buscan cualquier momento para zafarse de su cónyuge.

"Tú, soltera, estás en la gloria, de verdad" me dijo una amiga la semana pasada. Estábamos tomando un café, mientras ella vigilaba de reojo a su hijo en los juegos infantiles y al otro lo cargaba en brazos, porque no dejaba de llorar.

Cuando terminó la frase, le dije lo sé y reímos juntas.

Anuncios

Después aclaró: "No quiero decir que ser mamá es malo, simplemente a veces quisiera tener tiempo para mi y tal vez haberme esperado más tiempo para casarme y tener a mis chiquitos".

Su rostro evidenciaba cansancio, pero prosiguió. "Amiga, sólo te quiero decir que a veces estar soltera es mejor que estar casada, al menos creo que a mi sí me dan ganas de ser la de antes".

Y es cierto, tal vez la #soltería es una de las mejores etapas de la vida y no es tan malo como estar soportando a parejas infieles o inseguras. La soltería es un encuentro con la soledad y con uno mismo.

Es una etapa para dedicar el tiempo a la persona que siempre te debe de importar: tú. Dejemos atrás esas ideas obsoletas de que la soltera es la quedada, repensemos la soltería como un estado en el que todo lo que se desee se puede cumplir, sin limitaciones.

Desde una caminata, una ida al cine sin compañía, hasta la gran fiesta con amigos se pueden disfrutar en soledad. Respiremos hondo y entendamos que la soltería tal vez es lo mejor que nos pudo pasar. #Salud