Elemento importante en la campaña electoral de ahora presidente de los Estados Unidos, #Donald Trump, fue su promesa del cambio en la políticas migratorias. La justificación fue que así tendrían mayores oportunidades de empleo los norteamericanos.

Una promesa y un muro fronterizo

Era de esperarse que, con la toma de posesión, cumpliera lo dicho. Sin embargo, los efectos de esto ya comienzan a verse, millones de personas en México y Centroamérica cruzan de manera ilegal a EE.UU. cada año con la esperanza de encontrar un mejor empleo. Cabe mencionar que las medidas tomadas por el presidente y la pretensión de crear un #Muro fronterizo dificultará todavía más la #migración a este país.

Anuncios
Anuncios

Una denuncia constante

Ante todo esto, personas de la sociedad civil como artistas, organizaciones y los propios migrantes se manifiestan. “La política del miedo’’ es una muestra de ello. En esta exposición se recopilan citas de libros, ideas, vivencias, que representan una forma de expresión artística a través de la experiencia de los propios migrantes y otras personas y organizaciones en su defensa, que no es más que el dibujo de la línea imaginaria que divide a México y EE.UU. actualmente. Esta exposición es de la artista Venezolana María Verónica Machado quien ha dedicado gran trayecto de su vida profesional como arquitecta.

La muestra retrata cómo es que la migración no se trata únicamente de la búsqueda de mejores empleos, la realidad es que la violencia en algunos países centroamericanos y México es tal que los obliga a huir.

Anuncios

Aunado a esto, millones de personas mueren al año en la ruta que va desde la frontera sur de México hasta alguna de las del vecino del norte. Los factores son varios entre los que se encuentran: el morir de inanición, aplastado por las vías del tren, o el ser asesinado, recluido o secuestrado por parte de alguna organización del crimen organizado en México.

Los muros y los migrantes

Los migrantes que día con día traspasan ese gran muro es una evidencia de las barreras sociales, políticas, económicas y culturales que desde su propio lugar de origen encuentran y que les obliga a mirar a otros rumbos, la migración es una acción de movilidad humana que desde hace muchos años en la historia de la humanidad se manifiesta. Sin embargo, hoy en día, los motivos, condiciones y circunstancias en las que se encuentran estas personales los llamados “migrantes”, forman parte de una realidad social que requiere estar presente y a la vista de los que no son migrantes, puesto que los límites no solo se construyen con un muro, sino también surgen de las formas de organización y relación de una sociedad.

No hace falta ser un migrante para sentirse ajeno o violentado, a veces solo falta ser diferente para experimentar desde la cotidianidad formas de discriminación que nos alejan entre nosotros.