Ariel Winter de 19 años, sería una chica tan normal como común, de no ser porque es una actriz que participa en una de las series más exitosas de ABC, y por ello, una joven que inevitablemente es acosada por los paparazzi y criticada en revistas de la farándula. Su caso llamó mi atención desde el momento en que me enteré que se había sometido a una cirugía estética para reducir el tamaño de sus senos, sí, reducir.

Me sorprendió porque yo soy una mujer joven con unas medidas de busto similares a las que tenía antes de operarse y reconozco que siempre me ha encantado, y la he tenido presente durante mucho tiempo, la idea de someterme a una reducción de busto.

Anuncios
Anuncios

Todo el mundo parece desconcertado cuando lo comento, pues "semejantes atributos" por qué deberían ser causa de vergüenza.

Dejando la parte estética, es muy doloroso tener los senos grandes, duele la espalda, el cuello y hacer deporte resulta muy incómodo. Por otra parte, es muy difícil y estresante salir de compras, pues la ropa no está diseñada para personas con esas medidas; algo que me parece ridículo, pues si todo mundo adora los senos, por qué nos torturan con ropa para personas con copas b, y de suerte, c.

Aunado a estos dos semejantes detalles de tener busto grande, y es el punto central de este artículo, por qué la gente asocia a las mujeres de busto grande con las prostitutas. Como lo mencionaba, es muy difícil encontrar ropa que nos ajuste, que se nos vea "bien", como para encima tener esta carga de que si uso una blusa de tirantes, donde obviamente no podré ocultar mucho mi escote, ya soy una vulgar o una prostituta.

Anuncios

¿En qué momento pasó eso?

Tengo 27 años y me salieron senos desde que tenía 11; pueden imaginar mi autoestima y mi inseguridad a los 15/16 años, donde hombres adultos volteaban a verme al salir de mi casa, al ir a la escuela, estar en un salón de clases, salir a jugar con mis amigos; ahora, no imagino tener dos planas de una revista criticando mi cuerpo, que sea llamada prostituta por sólo usar unos shorts y una blusa de tirantes, o sea, ¡por tener curvas!

Ariel Winter se ha manifestado en Twitter, criticando a sus "haters" que la tachan de "chica alegre" por usar unos shorts. Cuando leí la noticia me puse a buscar imágenes de la actriz y saben qué, no vi más que a una adolescente vistiendo como adolescente y me encantaron sus declaraciones, sino las han leído aquí se las dejo:

"Estoy bastante enfadada porque se centre la atención en el hecho de que lleve pantalones cortos, y el comentario de que estoy embutida en ellos o la idea de que no está bien que yo los lleve".

"Es Verano. Supérenlo. Hace calor, obviamente llevaré prendas de vestir mínimas. No voy a sufrir llevando un suéter con cuello alto para complacer a nadie. No soy una chica alegre por llevar "shorts" y camisetas de tirantes. Además, no estoy embutida en nada. Mis pantalones me caben perfectamente y todo lo que hago está bien".

Anuncios

"Por favor, dejen a las mujeres en paz. Sólo estamos viviendo nuestras vidas. Es muy preocupante que aún tengamos que lidiar con este tipo de cosas actualmente. Por favor, ¡dejen de criticar todo lo que la gente hace!".

Cuando leí lo de "es verano, hace calor", es verdad que comparé y pensé "por qué una chica delgada puede usar minishorts y blusa de tirantes y recibir comentarios de "está fresco tu look", pero una chica con curvas es "estás enseñando de más", "deberías taparte", "y cómo no quieres que luego te falten al respeto", "pareces chica alegre"... ¿? En serio.

Sean sinceros con ustedes mismos y vean las dos imágenes adjuntas, ¿qué pueden decir al respecto?

Sé que algunos dirán, "en efecto, se ve pasada de #peso", pero ¿lo está?; otros dirán "ella se lo busca por vestirse así", ¿así cómo?, y de los más fuertes, sabiendo su edad, "está más buena y no me molesta que se vista así" ¿pero acaso ella quiere que la vean así, como algo sexual por el simple hecho de tener curvas?

Lo utópico sería respetar la manera en que se viste y no criticar cómo le lucen los shorts, porque a final de cuentas cada quien es libre de vestirse como a uno le plazca y estar conscientes que hay muchos más tipos de cuerpo que los que la industria de la #Moda y el entretenimiento nos han impuesto y como sociedad debemos aportar ese entendimiento de la diversidad. Si no podemos superar algo tan básico como la forma de un cuerpo o la manera de vestir, cómo esperamos superar temas como racismo, discriminación, machismo, religión; temas que dañan y degeneran a la sociedad, que nos tiene en guerras, en miseria. Sí, criticar por querer denigrar a alguien no es un tema ligero, sino un tema que tiene un trasfondo mucho más peligroso de lo que creemos. #arielwinter