La semana pasada de se viralizó el video de Alba, una chica española de 30 años de edad que acusa a su tatuador de abuso sexual, a las pocas horas alcanzó más de 100 mil visitas. En él explica que como se iba de México decidió llevarse un recuerdo y eligió a Omar Morales, dueño de Studio 13 Tattoo para que le rayara un alebrije jaguar del hombro a la cadera.

"El tatuaje va del hombro a la cadera, entonces eso implica que te tienes que desnudar. Fui vestida con un traje de baño para que fuera más cómodo para ambos. Me estaba tatuando la cadera, él se aprovechó de mí. Mientras me tatuaba con la mano derecha en la cadera, con la izquierda comenzó a tocarme la entrepierna".

Anuncios
Anuncios

Luego de lo ocurrido, la presunta víctima se levanto para preguntarle "¿Qué haces?", a lo que según ella, Omar respondió: "Sí", y él le hizo otra pregunta. "No sé, me preguntó cualquier cosa", expuso la afectada. Posteriormente la sesión de tatuaje siguió y se cambió el guante. Con base en la versión de Alba, intentó hablar con el presunto agresor en el momento del percance.

"No estábamos solos, había más tatuadores. Cuando yo le hablé se quedaron todos callados, me quedé pasmada, no sabía qué hacer. Él terminó, me puse mi ropa y yo fui a tatuarme no a que me tocaran".

La otra versión

El tatuador no se quiso quedar callado y sacó un video en su #Facebook personal en el que da su versión. Otra de las medidas que tomó fue eliminar la fanpage del estudio, la cual ya está activa nuevamente.

Anuncios

"Pues la verdad no es muy justo lo que está haciendo, ella ya se fue del país. No se dejen guiar por lo de las páginas y si ya escucharon su versión nos gustaría que escucharan la nuestra".

Explica que previo al tatuaje un fotógrafo profesional le tomó unas fotografías para hacer el diseño previo a rayarse. Ya el día de la primera sesión estuvo lleno el estudio y salió muy contenta.

"Se le agenda una segunda cita, ella viene y qué es lo que tiene que ocurrir. Si te estás tatuando y recibes un abuso sexual lo primero que haces es que le das una cachetada en ese momento al tatuador, gritas, sales y paras un policía y haces la demanda, ¿no?".

Expone que ella salió y se despidió de beso asegurando que volverá al estudio. Además pagó siete mil pesos por el servicio del tatuador.

"Se acordó en siete, seis mil pesos. Imagínense, una persona que es agredida y todavía bajas y pagas y te despides de todo el equipo de beso. Lo que tenía que hacer era parar a un policía".

Dijo que cerraron las páginas de Facebook debido al constante ataque hacia el estudio; en el video están de fondo dos chicas a las que acudieron para que Omar las tatuara.

Anuncios

El acusado exhorta a la gente a que escuchen las dos versiones.

Reacciones

A través de redes sociales se pueden leer comentarios en apoyo a las dos partes.

"Bueno para serles sincero, eso que dice la chica es la pura verdad. No se la situación ni los conozco a ninguno pero el lenguaje corporal y el tono de voz no mienten. Excelente ejemplo para saber cuando alguien miente y cuando alguien dice la verdad. El está mintiendo, ella dice la verdad, si él se hubiera asesorado con un experto quizás no sería tan obvio".

En el caso de Omar, tatuadores han comentado a favor de él. Además, uno de sus colegas expuso que incluso su pareja se ha rayado con el acusado.

"Alcanzo a ver a una mujer que está muy a gusto con las cámaras. Tengo años de conocer a Omar y nunca ha tenido situaciones de este tipo, ni siquiera cuando no era conocido. Es muy interesante que le toca esto cuando su estudio es uno de los 10 más famosos de la ciudad".

Los amigos y personas que conocen a Omar están indignados porque "solo aventó la piedra y se fue". Al respecto, Alba no ha declarado nada. #Violencia #Viral