Anuncios
Anuncios

Las vacaciones se agotaron y parece caótico retomar la rutina después de tantos días de asueto. Las mañanas se vuelven complicadas y llenas de gritos y estrés... ¡Alto! No tiene que ser así. Con un poco de orden, esfuerzo y trabajo en equipo podrás salir triunfante en tu rutina matutina.

Prepara todo desde la noche anterior

Dejar el uniforme planchado, el horario ya listo y tener a la mano todo lo que ocuparemos para el lunch y el desayuno del día siguiente nos ahorrará un tiempo considerable. Quizá hay que invertir algunos minutos por la noche, pero extendernos con el tiempo al finalizar el día es mejor que hacerlo por la mañana cuando hay una campana contra la cual competir para llegar temprano.

Anuncios

Media hora antes

Si el tiempo en la mañana no te es suficiente y sales de casa llevando al niño como papalote, volando tras de ti mientras corres para no llegar tarde, tal vez es tiempo de recorrer la alarma media hora antes. Para no ser drásticos en un principio, prueba empezando con quince minutos antes y nota la diferencia.

Tip: no pongas el celular o el despertador junto a tu cama, colócalo en un lugar alejado donde te obligues a levantarte para apagarlo, así evitarás caer en el clásico juego de los "cinco minutos más" que sólo conduce a que despiertes tarde.

Un buen sueño

Para poder levantarte a tiempo es necesario dormir lo suficiente, así te sentirás descansado y no será un suplicio el tener que madrugar. Dormir bien es la clave para que tu organismo trabaje mejor y puedas empezar un buen día, por eso es importante que también implementes este hábito en tus hijos: un niño desvelado es un niño irritable y un niño que no dará su máximo rendimiento en la escuela.

Comienza a establecer horarios para ir a la cama temprano, recordando que los niños necesitan dormir alrededor de 10 a 11 horas diarias, mientras que los adultos requieren entre 7 y 8 horas de descanso.

Anuncios

Cada quien sus propias responsabilidades

Dale a tu hijo responsabilidades y deja que él sea el encargado de cumplir con ellas: preparar su horario escolar y alistar su uniforme son cosas que podrá hacer por sí mismo y que te liberaran #tiempo para que puedas hacer otras actividades.

Una buena actitud

Recuerda que eres el ejemplo en casa, si en la mañana se torna un ambiente pesado, plantéate cómo es la actitud que adoptas para con tus hijos; probablemente empiezas con mal humor el día y contagias a los miembros de tu #Familia. Prueba tratarlos con amabilidad y cordialidad para iniciar el día con la mejor #actitud. #hábitos #regresoaclases