Los días, meses, años están pasando y en lugar de solucionar un mal, este aumenta. El feminicidio es un mal que aqueja a muchos países, pero en el caso específico de #México es alarmente, en el Estado de México es donde se registran el mayor número de #mujeres víctimas de esta ola de violencia, siendo su único delito, ser mujer.

Al parecer en el Estado, ser mujer se ha vuelto una condena de muerte, ya no importa la edad, solo con ser mujer estás expuesta a ser víctima de personas que creen que solo por ser mujeres pueden hacer lo que se les dé la gana con ellas: vilolarlas, maltratarlas, hacerlas valer menos, sobajarlas e inclusive matarlas.

Anuncios
Anuncios

Hace unos meses se dio la noticia de que una pequeña de apenas 11 años de edad, una niña que todavía tenía una larga vida por delante para soñar en lo que quería ser de grande fue asesinada, una persona decidió que ella no debía tener todas esas vivencias por el solo hecho de ser mujer, así que le arrebató la vida.

Ahora nuevamente se suscita una situación similar con una joven de 16 años, refiero esto puesto que sucedió en el transporte público, como a la pequeña Valeria, yo solo me pregunto, ¿quiénes son esas personas para tomar la decisión de lastimarnos por el simple hecho de ser mujeres?

Todos los días me encuentro con la noticia de una nueva desaparición; al abrir las redes sociales siempre aparecen las fotografias de más mujeres desaparecidas. Todos los días escucho nuevos casos, pero similares a los anteriores todos con un común denominador: las víctimas son mujeres, niñas o adolescentes.

Anuncios

Este mal que nos aqueja ya no distingue edad.

Las autoridades minimizan los feminicidios

Dicen que siempre este tipo de crímenes van a la baja, pero en el pasar de los días aumenta el número de desaparecidas, de mujeres que aparecen sin vida, y yo me pregunto, ¿es un pecado haber nacido mujer en este país?

Ya casi no veo las noticias ni veo mis redes sociales; creo que esto es igual a estar en una guerra, vivir con la angustia todos los días, desconfiando de todos, el no saber quien es bueno y quien es malo.

Me pregunto sí algún día todo esto va a acabar, vamos a poder salir sin miedo y acaso, ¿volveremos a confiar en las personas?

Soy mujer y vivo en el Estado de México y tengo miedo de salir a la calle y ya no regresar, tengo miedo de que alguien crea que por el solo hecho de ser mujer no tengo el derecho de vivir.

¿Hasta cuándo la mujeres vamos a andar con la calle sin tener miedo de que podemos ser atacadas? #Derechos Humanos