Anuncios
Anuncios

Los atentados [VIDEO] en el paseo de la Rambla en Barcelona, en conjunto con las #Manifestaciones y enfrentamientos de la derecha supremacista, han puesto sobre la mesa de discusión qué hay que decir referente a la tolerancia. ¿Podría ésta ser un mito o una ley impuesta con severidad aumentada en el microscopio de diversas percepciones sociales?

Nuestro hogar, así como la escuela, son los sitios primarios donde retomamos conciencia del significado de la tolerancia. Nuestros gustos, juicios y definiciones individuales son constantemente transmutables a lo largo de nuestra vida, algunas nos acompañan siempre; aunque estos y otros aspectos pueden marcar profundamente cómo desarrollamos o abandonamos valores con los cuales no nos sentimos identificados.

Anuncios

La carga mediática de las redes sociales, asimismo lo que asimilamos de padres y maestros es una avalancha de criterios e información, en donde poco o nada se tiene un espacio dedicado para repensar todo lo acontecido a lo largo del día.

“Cada hombre es lo que hace con lo que hicieron de él” Esta frase del filósofo y escritor francés Jean Paul Sartre, refleja la responsabilidad fluctuante que tiene la sociedad de imponer ciertos parámetros respecto a la conducta. Se quiera o no, la tolerancia se deconstruye a orillas de lo político, económico y cultural. La formación parental a veces no es adecuada, no porque nuestros padres– o nosotros mismos cuando llegamos a serlo – no sean los mejores, sino porque hay carencias que ellos como individuos también tuvieron durante su crecimiento, donde no tienen la suficiente comprensión, información y sobre todo reflexión de la misma, para dar apoyo en situaciones complicadas, como el bullying en la actualidad.

Anuncios

La tolerancia hoy en día, va ligada en parte al acoso o el ciberbullying que en nuestro día a día sigue vigente como vicio mediático, el cual se debe analizar con cautela e inteligencia.

Los padres son el molde primordial

La concepción estética, el molde impuesto por nuestros progenitores, va anteponiendo en nuestra personalidad muchas actitudes que quizá jamás hubiéramos pensando adquirir. Ante esta brecha generacional del comportamiento, la interculturalidad también tiene un arduo desafío para no arrastrar elementos de discordia (Judíos Extremistas) o dar relevancia a hechos históricos que pudieran generar una connotación violenta en minorías o mayorías de facciones radicalistas que atenten contra la paz y la integridad de la sociedad (Extrema Derecha Alemana).

La delgada línea que divide al agresor de la víctima castiga a ambos porque no se tiene un consenso claro de los hechos, y aunque solo uno tenga la responsabilidad del primer movimiento, la autoridad pondrá a ambos bandos en la misma etiqueta, ya que no hay lugar para la divergencia.

Anuncios

Sin embargo cuando la paz ha sido expulsada al mismo campo donde el odio se castiga, todos esos ideales positivos pueden dar vuelta a la moneda, cuando de posturas se trata: La sociedad me castigará de todas formas. ¿Por qué no hacer de lo negativo algo positivo?

La tolerancia es una noción que preexiste en nuestra aptitud

La inteligencia emocional tiende a estudiar y relacionar ciertos elementos donde las emociones cruzan la cerca del control, la razón aumenta por el hecho de concretar un bien común, para el óptimo desarrollo de todos y cada uno de los ciudadanos.

Después de los tiroteos en instituciones educativas la poca tolerancia o las preferencias partidistas (que en algunas ocasiones suelen ser hereditarias, comparando el gusto filial de un padre e hijo por un equipo de futbol) han suscitado una extraña interrelación con lo bueno y lo malo, la cuestión en donde se cimienta la verdad, lo que está bien o mal. Se trata de distinguir que lo que decimos y pensamos está dentro de esferas diferentes, a las de llevar a cabo una acción, que pudieran ser solo reacciones simples (sin consecuencias) a estímulos negativos.

En algunos lugares del mundo esta responsabilidad sobre la tolerancia en el origen del problema – hablando de las instituciones escolares – recae en los policías tutores; esta figura de autoridad ha sido creada para regular el comportamiento en escuelas, por las terribles masacres en un lugar que se creía era nuestro segundo hogar después del núcleo familiar. La tolerancia habrá de cambiar su definición a lo largo del tiempo, ya que depende de la conducta social, los cambios sociopolíticos, de la culturalidad y de una inflación donde la realidad ya no es atractiva si no es influenciada por una ficción desmesurada de los medios de información. #Violencia #atentadoenbarcelona