Hay cosas que no debemos permitirnos como individuos ni permitir a otros por ser los responsables de la dirección de instituciones públicas que supuestamente están al servicio del Estado o de la sociedad. Este planteamiento abstracto y general tiene que ver con un problema o hecho concreto ocurrido como consecuencia de la publicación de los resultados del examen de ingreso al bachillerato practicado por la Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior (COMIPEMS) el día 5 de agosto de 2017.

La Universidad Nacional Autónoma de México reveló la existencia de una falla en los resultados

Es precisamente la Universidad Nacional la institución que reveló la existencia de una falla de la comisión: " Hoy, al hacer la revisión de los resultados del examen, especialistas de dicha institución detectaron un desfase entre algunas de las plantillas de preguntas y la hoja de respuestas.

Anuncios
Anuncios

Dicho desfase que se tiene ya detectado y acotado impactó en el examen de 11 mil 51 aspirantes no asignados." De los aspirantes solamente 1400 lograron alguna de las opciones que ofrece la "Máxima Casa de Estudios" del país, según autoridades universitarias.

La UNAM pide disculpas a los aspirantes y a sus familias

Aunque por otro lado, la UNAM, pidió disculpas públicas a la sociedad mexicana, a la comunidad universitaria y particularmente a los aspirantes y a sus familias, que sufrieron una afectación por esta lamentable situación.

Hay ambigüedad respecto a la institución que se equivocó

De acuerdo a lo expresado por la Universidad Nacional en el comunicado que envió a la prensa el día lunes 5 de agosto del año en curso existía ambigüedad o contradicción. Pero quien redactó el comunicado lo hizo con la intención de confundir al público amparándose en el desconocimiento de que la UNAM había abandonado el mecanismo del Centro Nacional para la Evaluación de la Educación Superior en 2001, por lo que esta institución aplica y califica su propio examen.

Anuncios

Lo que significa que el yerro ocurrió en la Universidad Nacional, lo que es confirmado por la actitud del redactor del documento al tratar de evadir la responsabilidad de la institución y específicamente de el (los) funcionario(s) responsables de la aplicación y evaluación del examen de ingreso al nivel medio superior en la "Máxima Casa de Estudios" de la nación.

En la actualidad, es muy común el comportamiento de avestruz de los funcionarios mexicanos

¿Dónde está la respuesta del responsable de la educación del país y miembro destacado del gabinete del Sr. Peña Nieto? Esperábamos que el Sr. Nuño diera la cara ante este problema, pero no fue así. Evadió su responsabilidad sin tapujos, cuando debió ser él quien garantizara el ingreso a alguna institución de educación media superior a los 11 mil 51 aspirantes afectados por el equívoco cometido en la UNAM.

El funcionario debe pagar el costo del error cometido

Por otra parte, el funcionario que cometió el error debe pagar por su equívoco; el pueblo de México está cansado ya de ser el que siempre pone, mientras los funcionarios una vez que termina su periodo en la administración pública se van con los bolsillos retacados de billetes verdes.

Anuncios

Los mexicanos no deben seguir pagando las torpezas, las omisiones, la incapacidad ni la corrupción de quienes administran al país.

El funcionario que cometió el error debe irse

Finalmente, independientemente de la institución en la que se cometió el error, el funcionario debe irse, es decir, que haya o no sanción o despido, el servidor público debe renunciar porque si es protegido o cobijado o solapado por una alta autoridad, entonces no se tendrá que ir solo sino que tendrá que ser acompañado pues, cada que hay cambio de rector, este llega con un equipo nuevo de asistentes, colaboradores, directores, asesores, etc. Todo es mérito propio. #ingreso a bachillerato #yerro en examen