Anuncios
Anuncios

El día de hoy Donald Trump terminó con la ilusión de muchos mexicanos que llegaron a los Estados Unidos con sus padres siendo unos niños, y es que el Trompas tuvo la genial idea de dar por terminado el programa #DACA que los protegía del ICE y les permitía estudiar y trabajar aún sin tener la ciudadanía norteamericana. Definitivamente, con esta acción del Neonazi que está a favor de la supremacía blanca, le da la estocada final a #México, pues muchos de los jóvenes que hoy dejó de beneficiar son nacidos en nuestro país. Como ya se ha vuelto costumbre culpó a los jóvenes ex beneficiarios de Donald Trump de quitarle empleos a los ciudadanos estadounidenses, con el general Jeff Session mandó dicho mensaje.

Anuncios

¿Terminar con DACA realmente ayudará a los norteamericanos?

Yo me pregunto: ¿acaso los norteamericanos van a aceptar un trabajo de lavaplatos o cajero en un restaurante de comida rápida o tienda de conveniencia como hacían los jóvenes mexicanos?, ¿o aceptarán un empleo de empleada doméstica como lo hacían muchas jóvenes de nuestro México? Yo estoy convencida de que no los van a aceptar porque siempre se han sentido superiores, casi casi se creen los dueños del mundo, por lo que nunca se "rebajarían" a tomar dichos puestos de trabajo. Lo único que Donald Trump hizo con esta acción es contradecir las acciones del ex presidente Barack Obama por ser negro -y no pertenecer a la supremacía blanca-, y de pasadita fregar a los mexicanos que, además de no pertenecer a los blancos son considerados por ese loco como ladrones, violadores y sinvergüenzas.

Anuncios

Más problemas para México

En este país donde ya se tienen tantos problemas se incrementarán más al ser deportados tantos jóvenes que siendo mexicanos se sienten gringos, claro que nuestro flamante presidente Enrique Peña Nieto ha asegurado que dará oportunidades de empleo a todos aquellos connacionales deportados por hablar perfectamente el inglés, pero del dicho al hecho hay mucho trecho; no sabemos si podrá cumplir su promesa ante la gran cantidad de jóvenes deportados que llegarán de los Estados Unidos. Otra gran dificultad será a nivel social, pues los chavitos que lleguen serán excluyentes con sus compañeros de trabajo, pues se sentirán superiores por haber crecido en los Unites States; como quien dice: van a discriminar a su propia raza. La vivienda también será otra incomodidad, pues apenas medio alcanza para los que ya vivimos aquí, lo que hará que se incrementen más los cinturones de miseria en las grandes ciudades.

Ahora sí que el baboso de Trump ya nos jodió.