Anuncios
Anuncios

Como lo mencioné en el artículo anterior, este no tiene la intención de crear miedo sino de informar aquello que los medios de comunicación no han dicho ni quieren decir, pueden creer o no pero se ha comprobado en muchas ocasiones que las versiones oficiales no siempre son verdad y que lo escrito a continuación se ha comprobado con anterioridad.

Para las personas que aún no creen en la relación Sol-Terremotos y su predicción puntual y temprana a través de la actividad solar, en específico sus explosiones ni en la teoría sobre las alineaciones estelares y su influencia en el campo magnético de nuestro planeta, información que pueden leer aquí [VIDEO], y si crees aún en las versiones oficiales del Servicio Sismológico Nacional esto te va a interesar.

Anuncios

La Brecha de Guerrero

Se denomina brecha a un tramo de placa tectónica que no registra aún una actividad sísmica importante, es decir, mayor o igual a 7° Richter por un tiempo de más de 50 años y se denominan muy peligrosas por la acumulación de energía no liberada que provocará eventualmente un terremoto de grandes magnitudes.

En nuestro país esta brecha abarca 230 km y se extiende desde la Ciudad de Acapulco, hasta el Municipio de Papanoa del mismo Estado. Su más reciente actividad data de más de 100 años, mismos que han sido de letal acumulación de energía:

  • 1899 - 7.9°R
  • 1907 - 7.6°R
  • 1908 - 7.5°R
  • 1909 - 7.2°R
  • 1911 - 7.5°R

Esta acumulación es tan intensa que cuando la energía elástica se liberé o destrabe su impacto destructivo alcanzará la Ciudad de #México, pasando por Coyuya, Chilpancingo y Tierra Caliente como las zonas de mayor afectación.

Anuncios

Tal como lo menciona Víctor Manuel Cruz, del Instituto de Geofísica de la UNAM: "la brecha es una zona de subducción, ubicada entre las placas Cocos y la Norteamericana provocará un terremoto 2 a 3 veces más intenso que el sismo del 85".

Temblará donde no ha temblado

El terremoto del pasado 8 de septiembre sucedió porque "ya le tocaba temblar ahí", cita Alex Backman, profesor y periodista en relación al espacio tectónico que no había tenido actividad sísmica importante desde 1902, entre Oaxaca y Chiapas; mismo caso el acontecido ayer 19 de septiembre [VIDEO] con epicentro en Puebla, ya que faltaba liberarse energía en esa zona provocando no sólo la catástrofe que ha dado como consecuencia alrededor de 256 muertos y daños estructurales considerables, sino la activación volcánica en la zona transversal del país, en concreto se espera que el Popocatépetl entre en zona eruptiva de 4 a 8 semanas.

Según datos del Servicio Sismológico Nacional, se han producido a la fecha casi 11 mil sismos, de los cuales el 29% de estos acontecieron con epicentro en Chiapas y el 28% en Oaxaca, por lo que a esta zona ya le tocaba liberarse, actividad parecida tiene Guerrero ya que ha presentado entre 2015, 2016, y 2017 múltiples sismos de 3 °R a 4°R y cuya zona es la siguiente en ser liberada, zona dónde hemos leído se encuentra la Brecha que es por lo tanto al igual que los dos últimos sismos la zona dónde le hace falta temblar, sólo que con una energía de casi 106 años de acumulación.

Su relación con la Falla de San Andrés

Algo muy parecido ocurre con la famosa Falla de San Andrés, cuya brecha tiene 160 años de tensión esperando a ser liberada, a este gran sismo que sismólogos y geólogos esperan lo denominan The Bit One.

¿Cuándo se producirán estos sismos?, ¿Por qué razón los medios oficiales han descalificado y ridiculizado a científicos que han predicho sismos como el de México?, ¿Si está teoría no oficial ha dado resultados al relacionar las alienaciones planetarias con los sismos, qué pasará con la alineación incluso profética del 23 de septiembre? #CDMX #Investigación Científica