Estas semanas ante el revuelo y el cauce de una naturaleza violenta y descontrolada, en gran parte de América del Norte el ser humano no ha perdido el humanismo excepcional, que nos hace grandes ante que cualquier tipo de avance tecnológico o evolutivo. La semblanza vertiginosa de nuestra existencia y el paso del hombre a través de la historia nos hace preguntarnos: ¿dónde marcaremos las diferencias que en realidad encabecen un punto y a parte dentro de los equívocos de nuestro propio género?

Más allá de la enorme frontera espacial, nuestras reflexiones continúan siendo más profundas, que la infinita oscuridad de lo desconocido.

Anuncios
Anuncios

La pregunta constante sobre lo inflexible o amenazante que puede ser el universo, se vuelca repentinamente en cada una de nuestras reflexiones y si esta cuestión alterará - de alguna manera - nuestra rutina del diario, como tomar un café por la tarde, ir a la escuela o al trabajo, o el simple acto interrumpido del despertar, pudiera ser un borrón dentro de la propia historia personal de cada individuo.

Ese día en que las Torres Gemelas fueron el blanco de ataques terroristas [VIDEO] (11 S.) también fue el recordatorio entre nuestra naturaleza humana y el poder de la naturaleza destructiva de estos fenómenos recientes y se queda en la balanza; comparando las acciones del hombre, cuando éste decide estar fuera de las pautas de la hermandad.

Nuestro mundo

El desacierto en cuanto al comportamiento de nuestro mundo, aún con todas las herramientas predictivas y de medición, está lejos de encontrar un punto de comprensión paralelo; sin embargo somos parte de este universo, de los pros y los contras que surgen, levitan fuera y dentro de la tierra.

Anuncios

Todos nosotros dentro de nuestra concepción única en la creación subsecuente a todas las que habitan en el mundo, tenemos implícito en el instinto las respuestas que muchas veces la ciencia no puede explicar.

Las conjeturas sobre nuestro origen y el futuro propósito seguirán estando para recordarnos, que nuestro planeta es maravilloso así como desconcertante, que todo ser vivo es parte de esas fluctuaciones y cambios en los que la adaptación y el desafío de la supervivencia vuelven a la palabra milagro una definición en la cual no podemos quedar designados cada uno de nosotros.

El prodigio es la definición más cercana y adecuada para quienes seguimos la línea del estudio y la lucha continua por no atacarnos y no atacar a nuestro hogar, que nos ha brindado un abanico precioso de lugares por habitar, por descubrir, que nos sigue alimentando contra viento y marea ante todo pronóstico de guerra por paz.

La tierra todavía sigue renuente, creyendo que algún día podemos regresar a los sentimientos y pensamientos - antiguos quizá, no tan concernientes de lógica y razones fundamentadas - a donde teníamos la intención de conservarla, de provocar en cada siembra ese sentido de resurgimiento después de la catástrofe y de vivir en comunidad, en donde todos formamos parte de una sola conciencia y raza.

Anuncios

#huracan #11S #SismoMéxico