Emprender más que una simple palabra es una posibilidad del #Talento humano, conjunto de sentimientos, oportunidades e invertir en ideas. Claro que es un proceso en donde se gestionan cambios drásticos en las aptitudes, actitudes y hábitos de una persona que decide trascender con más que un ofrecimiento de un producto, hablamos de invertir en una idea y permitirse cruzar por las zonas de un emprendimiento.

Decisión - Conocimiento - Visión

Inicialmente es la toma de decisión, enfrentar el inicio de un programa desde ceros donde el Plan A es resolver darle rienda suelta a un talento que puede verse reflejado en una idea negocio que proyecte un producto o un servicio; se necesita conocimiento la antesala que da la motivación y la seguridad para la toma de la decisión de emprender, es tener el suficiente conocimiento acerca del mercado al que se desea enfrentar, el aprendizaje se convierte en una constante en la vida de un emprendedor, que no solo necesita conceptos técnicos sino de crecimiento emocional que desinhiba el miedo a la frustración y el manejo del estrés (principal enemigo del emprendedor), conocimientos financieros y sociales, éste último conlleva a las relaciones humanas, rodearse de los mejores consiente de que el trabajo en equipo marca la diferencia en los resultados, en grupo crece la autoestima y se pueden pautar reglas claras de disciplina, competencia y gestión.

Anuncios
Anuncios

Seguimos hacia el camino de las dificultades, en donde el talento del emprendedor es su visión positiva, un emprendedor no enfrenta problemas, establece las dificultades y las transforma en oportunidades, en éste término es en donde se destaca que el fracaso es un lapso de tiempo al que no se le puede huir, hace parte del proceso de pagar las novatadas, momento que suele suceder en el primer año del emprendimiento y que nos presenta dos caminos: el primero que sigue avanzando según el Plan, el reinventarse, volverse atractivo y relevante (vivir de estrategia en estrategia); el otro es saltar al final del abecedario por no connotar las posibilidades que se suprimen entre el quejarse y las excusas. Debe quedar claro que así como nuestro lenguaje es tan amplio, gramaticalmente posible y lleno de sinónimos, así mismo son las estrategias que presenta el mundo del emprendedor: ideas, otras ideas y más ideas, el A, B, C de las posibilidades.

Emprender es ser entusiasta, facilitador y dirigente de su propio carácter, fácilmente se puede retroceder ante los tropiezos ya que avanzar siempre conlleva caminar contra el viento social; pero recuerda que ese mismo viento fue el que soplo ante tu cara mostrándote otro estilo de vida que cambio sobrevivir con un empleo por convivir con una idea millonaria. #SoyEmprendedor