Anuncios
Anuncios

Increíble. En pleno siglo XXI la violencia de género [VIDEO] persiste. Cuando parecía que la equidad había permeado a gran parte de la sociedad, los asesinatos a mujeres continúan. Ahora se trata de una joven estudiante de la Facultad de Derecho de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

Mariana Fuentes Soto estaba a punto de llegar a casa de unas amigas en la colonia Reforma Agua Azul la noche del 30 de septiembre cuando recibió un disparo y cayó sin vida. Las jóvenes que la esperaban testifican que Mariana descendió del transporte público con teléfono en mano cuando la asesinaron.

Con el caso de Mariana ya suman 87 feminicidios en el Estado de Puebla en lo que va del año. Tan sólo por mencionar algunos decesos del mes de septiembre: la profesora de bachillerato, Iraís Simón Aguilar, del municipio de San Jerónimo Tecuanipan; otra chica desconocida de 17 años de edad en Tecamachalco; Diana F., de la capital poblana y el sonado caso de Mara Castilla, de quien después de abordar un taxi de servicio privado, hallaron su cuerpo en una Barranca en la zona de Xonacatepec.

Anuncios

En el mes de agosto sobresale un caso en el que se reporta que Cristina Leyva del municipio de Zacapala, de 30 años y madre de cinco hijos, fue asesinada por su esposo frente a sus hijos. El señor se encuentra prófugo.

¿Los móviles? Muchos: Acoso, violación, agresiones en las que está presente el alcohol, las drogas y las armas. La mayoría de los casos coinciden en cuerpos abandonados que se identifican posteriormente y los agresores de alguna manera están relacionados con sus víctimas: parejas, esposos, novios.

Del amor al odio

¿Cuál es el tránsito del amor hacia el odio? ¿Cómo se puede herir, lastimar, perpetrar o aniquilar a un ser amado? ¿Hasta qué punto la ira se sale de control?

Las emociones desbordadas pueden llevar a cualquier ser humano a su límite. En la sociedad no se educa para el control de la ira, se ve normal que alguien se "salga de sus casillas" o que "tenga sus cinco minutos" y en lugar de responsabilizarse de su enojo o frustración se culpa al otro: "se lo buscó" o simplemente se le pregunta: "¿ya ves cómo me pones?"

Educación sin violencia

Cuando interviene la fuerza bruta el género masculino tiene mayor poder, pero cuando se trata del maltrato a un menor, los golpes entran en acción sin importar el género, simplemente para "demostrar quién manda aquí".

Anuncios

Es una cuestión de educación desde la infancia, en lugar de buscar mejores opciones la sociedad toma la vía fácil de la violencia. #Feminicidio #niunamas