Anuncios
Anuncios

Antes de los desastres [VIDEO] que recientemente ocurrieron en el país, derivados de los huracanes y sismos; un gran sector de la sociedad mexicana utilizaba las redes sociales para compartir información de espectáculos y deportes. Eventos como los 15 años de Rubí eran virales, sin embargo, a raíz de los mencionados sucesos el país está transformando sus formas de comunicarse.

A partir del 19 de septiembre circuló en Whatsapp, Facebook, Twitter y otras redes un pliego petitorio en el que se invitaba a la población a sumarse, para demandar a los Partidos Políticos renunciar a un 20% de su presupuesto anual, a fin de destinarlo a favor de los daminificados.

Anuncios

La primera respuesta fue el silencio.

El poder de las redes sociales

Gracias a la gran influencia de las redes, la carta se hizo viral hasta que llamó la atención de algunos conductores de televisión abierta, quienes también ejercieron presión. Entonces apareció Andrés Manuel López Obrador, diciendo que lo pondría a consideración del partido "Morena".

A los demás no les quedó otra qué responder, unos diciendo que era una medida ilegal y otros dando razones igual de incongruentes. Se notó que nadie quería soltar un peso de su presupuesto para las campañas electorales de 2018. Hasta entonces, la mayor parte de la población se enteró de las sumas millonarias que se destinan para los partidos políticos y que se gastan en debates, anuncios televisivos, lonas, pancartas, espectaculares, volantes y un sinfín de artículos que terminan en la basura.

Anuncios

Después de dar vueltas al asunto y de discusiones en la Cámara de Diputados llegó la respuesta que se esperaba: Finalmente la mayoría de los partidos políticos, incluyendo el Instituto Nacional Electoral (INE) anunciaron a través de sus presidentes que sí destinarán cierta cantidad del presupuesto que va desde un 20% hasta un 100%, el número asignado se volvió también una especie de competencia entre ellos.

México despierta

La reacción de los mexicanos no se hizo esperar, indicando de diversas maneras, incluyendo los tradicionales "memes" que no queremos "limosnas", ni "regalos", sino que ese dinero corresponde a nuestros impuestos y que no deberían dudar tanto en favorecer a los que en estos momentos necesitan reconstruir sus viviendas.

Hasta el momento los partidos difieren acerca de las diversas maneras en que harán llegar el dinero, pero lo que sí es cierto es que saben que los ciudadanos estamos vigilando y transformando nuestras maneras de comunicarnos.

#fuerzamexico #AMLO