Anuncios
Anuncios

La noticia del día de ayer, sin duda, fue la comida que tuvieron el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong con el virtual candidato del PRI, José Antonio #Meade, en un restaurante español de la colonia Tabacalera de Ciudad de México.

Muchos dedicamos algún momento del día, a especular cuál sería el tema central de esa reunión tan importante. Lo primero que se nos vino a la mente, fue que se debió haber tratado de una reunión para la reconciliación entre dos aspirantes a la candidatura. En lo personal, me imaginé muchas circunstancias y diálogos. Tantas que, no faltaron aquellas en las que mi imaginación, me llevó a situaciones francamente cómicas y, por el contrario, en otras, a dramas dignos de una telenovela.

Anuncios

A continuación, estimados lectores, les comparto una de tantas tramas producto de mi imaginación, con el fin de que, si es posible, me expresen su opinión.

Claro está, en el entendido que se trata de una conversación ficticia entre estos personajes, de manera que si por alguna razón, llegamos a rozar ligeramente algo que se acerque, si bien sea sólo milimétricamente, a la realidad, hay que decir que no es más que una simple coincidencia, de esas que, de tan improbables que son, luego nos pueden alcanzar a sorprender.

La ficción, una conversación que nunca sucedió así

- ¡Licenciado Osorio Chong! Buenas tardes, ya le tenemos su mesa. De hecho, ya lo espera ahí el licenciado Meade - Así recibía el Maitre del Mesón de Puerto Chico al Secretario de Gobernación.

Él intentó por todos los medios llegar primero a ese lugar.

Anuncios

Esa era una manía que conservaba desde su juventud, desde que le dejó esa enseñanza un viejo político hidalguense, de la más rancia guardia priista. Este solía decirle: si te vas a reunir con un adversario político, siempre llega primero a las citas, de esa manera tu empezarás siendo el dueño de la plaza…”. Pero, desafortunadamente, unas firmas urgentes para la Subsecretaría de Población, Migración y Asuntos Religiosos lo detuvieron unos minutos de más en el Palacio de Covián. Los suficientes para no honrar esa premisa sagrada. No tenía el mejor de los humores.

Mientras se dirigía a la mesa donde ya estaba Pepe Meade, se vio obligado a ir saludando a muchos conocidos, políticos y no, que insistían en suspender las ingestas para levantarse de sus mesas y saludarlo. Mientras lo hacía, volvió a sentir el bajón de ánimo que lo afectaba desde hacía semanas, cuando se terminó de concretar, lo que se venía cocinando desde hacía meses.

El día que habló con el Presidente, hace un par de meses, decidió quemar sus naves.

Anuncios

Ese día le dijo: “Señor Presidente, quiero ser el candidato… Tu lo sabes Enrique, me la he rifado en Gobernación y te he quitado muchas broncas de encima…creo que tengo lo necesario para ser un digno sucesor tuyo…”. Enrique Peña lo vio y con una sonrisa y suma paciencia, deteniéndose en cada palabra, le dijo: “Miguelón, tú lo sabes…porque te lo dije cuando empezamos, que si estabas en Gobernación, era porque te veía siendo nuestro candidato para el 2018. Pero la verdad Miguel, es que has terminado muy golpeado. Y lo que hace falta ahora como partido, es un candidato que no sea vulnerable…”. Aunque el Presidente no mencionó nombres, él ya sabía que la decisión estaba tomada y que el hombre sería José Antonio Meade.

Fue un golpe, un descontón que no se esperaba y ahora supo lo que sintió Manuel Camacho Solís.

- ¡Miguel Ángel! Buenas tardes, ¿cómo has estado? Pero siéntate…- Así lo recibía un José Antonio Meade, efusivo, exultante, después de un abrazo apretado y las dos fuertes palmadas de rigor en la espalda.

- ¡Hombre Pepe! Pues muy contento porque se ha formalizado tu designación! Y ya preparado para apoyarte con todo lo que tenemos…- Lo decía mientras buscaba con los ojos al mesero, pues quería ordenar el Protos Reserva de siempre, pero se detuvo cuando vio con desagrado la botella de Vega Sicilia que, ya traía ceremoniosamente el Maitre.

Osorio había escogido ese lugar porque ahí sentía siempre, que las traía todas consigo. Sin embargo, debió reconocer que se encontraba totalmente desencanchado. La conversación durante unos 10 minutos, se mantuvo ajena al asunto central y por el que Enrique Peña les había sugerido ese encuentro. Fue cuando hubo terminado de ordenar el Gazpacho y el Pollo al Chilindrón que decidió entrar en materia.

- Pepe, me ha instruido el Señor Presidente para que te entregue los dossiers completos con los asuntos de Tlataya, Ayotzinapa, las fugas del Chapo Guzmán, asesinatos de periodistas, trata de blancas, entre otros. Casi 100 asuntos calientes, muy calientes y los que quiere el Presidente que los conozcas a detalle…- Fue hasta ese momento que Pepe Meade, el flamantísimo candidato, o seguro candidato del PRI, dejó de sonreír. Osorio Chong, cuando se dio cuenta de eso, empezó a sentirse un poco mejor... y continuó...

-… creemos que urge que, cuanto antes, estés bien enterado cómo hemos decidido manejar cada asunto. En los documentos se acompañan con las estrategias meticulosamente planeadas, para recibir el menor daño político. Ahí se incluye el manejo de prensa y redes sociales… los medios que nos apoyan y todo el manejo financiero correspondiente…- Osorio Chong sólo hacía una breve pausa para tomar un largo trago al Vega Sicilia que, de inmediato, un post gusto largo y desagradable a maderas, le recordó porque no le gustaba…

-… ahora Pepe, hay un paquete adicional que contiene lo que debes saber de Odebretch [VIDEO], OHL, la “Casa Blanca”, lo de la “Estafa Maestra” y los 192 millones de dólares, que es posible que algo sepas; un resumen sobre cada uno de los gobernadores con problemas, Oceanografía, los Panamá Papers, y cuando menos otros 50 asuntos que no son conocidos, pero que es posible, como sucede al final de los sexenios, que se fugue alguna información… Igualmente, cada caso viene acompañado de una estrategia muy bien armada para contrarrestar el posible daño. De estos últimos, el CISEN considera que hay 3 ó 5 que ya pueden tener datos en Morena y en el Frente… ¿Tienes alguna pregunta hasta aquí Pepe? ...- El candidato estaba muy serio, parecía muy concentrado en la explicación del Secretario, tanto, que su Huachinango a la Bilbaína permanecía incólume en su platón.

- No Miguel, continua - Respondió casi resignado.

- Mira, yo creo que conforme pasen los meses, hay que juntarnos con Enrique en los Pinos, para hablar de la estrategia de contención… Y con eso me refiero… a que tenemos que protegernos, hay muchos funcionarios de primer nivel que podrían tener dificultades, acusaciones que muchas veces no están bien fundadas, pero que aun así levantan demasiado polvo. Aunque en otros casos si existan sustentos, el caso es que no podemos correr el riesgo que cuando estés gobernando tengas que desgastarte por eso. ¿Me entiendes? ... - Meade [VIDEO]asintió con seriedad. El huachinango ya estaba frío.

El mismo viejo preceptor que le había recomendado “siempre llegar primero a las citas”, de la misma manera, le recalcó la importancia de irse hasta el final: “Siempre hazte cargo de la cuenta y sé el último en irte, eso siempre será señal de fortaleza y de control, la gente pensará que has terminado tu asunto y el que se va primero es el que obedece”.

A esas alturas Osorio Chong ya no estaba tan convencido que eso fuera verdad. Aun así, se despidió de su interlocutor y todavía pidió un expreso doble cortado.

Por favor, no duden en hacerme saber su opinión sobre esta ficción, producto de mi ocio e imaginación desbordada. ¿Será? Un abrazo a todos. #OsorioChong #dedazo