Anuncios
Anuncios

El modelo bíblico del matrimonio [VIDEO] es una idea que ha perdido fuerza en las últimas décadas debido a la evolución ininterrumpida de la sociedad. Pareciera que ya no es importante ni si quiera para las religiones o para las leyes civiles que por muchos años siguieron paso a paso las instrucciones para crear un matrimonio ideal según la Palabra de Dios.

Funciones básicas del matrimonio

El apóstol Pablo en su carta a los Efesios, en el capítulo 5. entre los versículos 22 al 24, nos indica que el esposo es la cabeza del #hogar y que la mujer debe sujetarse a él en todo, Aquí ya tenemos un problema, entre comillas, puesto que puede mal interpretarse por cualquier persona que lea esta declaración.

Anuncios

Hoy en día no es popular decir que la esposa debe sujetarse al marido, porque hemos sido programados por la cultura de la época donde el feminismo es un movimiento con mucho potencial que enseña que tanto el hombre como la mujer pueden ser la cabeza del hogar.

La Iglesia Adventista del Séptimo Día trata de mostrarle a sus miembros que la #Biblia no enseña tal idea, sino que es la voluntad de Dios un orden en el matrimonio y que funciona mucho mejor cuando dicho orden se respeta,

Esto no significa que la mujer debe ceder su personalidad o su individualidad al marido. Tampoco significa que la esposa no tiene derecho a opinar, que no tiene derecho a dar un sabio consejo a su esposo o a sus hijos.Esto no significa que ella es anulada, solamente que el marido es el líder del matrimonio y ya,

Carácter del matrimonio

En la primera carta de Pedro, capítulo 3 entre los versículos 1 al 6, la idea del matrimonio perfecto para Dios se vuelve a tocar en la biblia,

Sucede que Pedro indica también que el marido es la cabeza del hogar y que la esposa debe sujetarse a él.

Anuncios

Pero a demás de eso, habla sobre la conducta que deben tener las dos partes para una armonía mejor.

El hecho de que el hombre sea el líder del matrimonio, no quiere decir que tiene derecho de ser déspota o machista. Esta mal interpretación se da al leer Efesios o 1° Pedro, sin embargo, Dios no ordenó eso. El hombre no debe ser un manda más ni un dictador en su hogar. No le da más virilidad el solicitarle a su esposa que actúe de acuerdo a sus planes como si estos fueran infalibles.

Para los adventistas, el rol verdadero del varón es ser el abastecedor de su familia, protector, amante, consejero y capaz de dar su vida por su esposa y sis hijos. De esa manera, le será más fácil a la esposa sujetarse al marido, tal y como lo dice San Pablo.