Omar Treviño Morales, líder del sanguinario cártel del narcotráfico, Los Zetas, fue detenido este miércoles 4 de marzo poco después de las 3 de la mañana en San Pedro Garza, Nuevo León. En conferencia de prensa en el hangar de la PGR en el aeropuerto del Distrito Federal, el Comisionado Nacional para la Seguridad, Monte Alejandro Rubido, detalló que el operativo en el que fue capturado el también llamado Z-42, estuvo a cargo de policías federales y soldados.

Rubido informó que, bajo las órdenes de Treviño, Los Zetas estuvieron detrás de la masacre de 72 migrantes ocurrida en el 2010 en San Fernando, Tamaulipas y del incendio del Casino Royal en Monterrey, entre otros casos. La organización que encabezaba el Z-42 se ha dedicado al tráfico de drogas, secuestro, extorsión, robo de hidrocarburos, tráfico de personas y de armas, expandiendo sus operaciones a países de Centroamérica. Además, Treviño Morales está vinculado a por lo menos 11 averiguaciones previas por delincuencia organizada y portación de armas de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

El Comisionado Nacional de Seguridad explicó que el Z-42 asumió el liderazgo absoluto de Los Zetas en el 2013, tras la captura de su hermano mayor Miguel Ángel Treviño alias el Z-40, casi un año después de que la Marina terminara con el líder anterior de dicha organización criminal, Heriberto Lazcano, conocido como El Lazca.

Monte Alejandro Rubido afirmó que la captura del Z-42, originario de Nuevo Laredo, se realizó sin disparar un tiro. En un segundo operativo se detuvo al operador financiero de la organización, Carlos Arturo Jiménez Encinas. Los detenidos fueron puestos a disposición de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada de la Procuraduría General de la República.

Así, se trata de la segunda detención de un líder del crimen organizado en menos de una semana, luego de que el viernes se anunciara la captura de Servando Gómez Martínez alias La Tuta, cabeza de Los Caballeros Templarios. #Política Ciudad de México