Las autoridades policiales de Islas Caimán desarrollan una búsqueda intensa para encontrar a Norman Lee, un conocido dibujante de DC Comics y Marvel, oriundo de Boston

.El artista desapareció en las profundidades del mar mientras buceaba con su esposa, en este paradisiaco destino.

Los investigadores aseguran que Norman Lee estaba nadando en la costa este de la isla Gran Caimán, cuando se apartó de su esposa.

Mike Miller, agente policiaco, explicó que desde entonces no se ha sabido más del dibujante. Un grupo de submarinistas voluntarios están colaborando en la búsqueda del famoso artista de comics, aun a pesar del intenso oleaje que se registra en las zonas costeras de las Caimán.

Los policías de Gran Caimán informaron que Lee fue observado por última vez a unos 230 metros de la playa, mientras practicaba el snórquel. La página de Facebook del artista gráfico se fue llenando paulatinamente de mensajes de apoyo y buenos deseos, por parte de sus amigos, parientes y admiradores.

Algunos de estos mensajes fueron dejados por los ex compañeros de Lee del equipo de esgrima de la Universidad de Massachusetts. Lee se inició como dibujante de comics en los últimos años de la década de 1990 y se ha encargado de títulos como Avengers, Wolverine y los X Men. También trabajó las aventuras de personajes como Starman y Supergirl para la firma DC Comics.

De hecho, la vocera de DC Entertainment, Courtney Simmons, afirmó en un email que sus pensamientos se encuentran con los familiares de Lee en este momento tan complicado.

Las Islas Caimán están integradas por tres ínsulas: Gran Caimán, Caimán Brac y Pequeño Caimán. La de mayor tamaño, Gran Caimán, tiene un estilo cosmopolita, con varios restaurantes gourmet, sitios para practicar deportes náuticos y bellas playas como la famosa Seven Mile Beach.

Caiman Brac es un santuario para los afectos al ecoturismo, donde se pueden practicar diferentes actividades recreativas. Precisamente el submarinismo, en variantes como el buceo y el esnórquel es una de ellas. Sin embargo, no es un sitio exento de riesgos, como parece haberse comprobado en el caso del desaparecido dibujante de Marvel, Norman Lee.