Un adolescente de 16 años asesinó a su mamá, Bertha Patricia Sánchez, después de pelear porque no le daba dinero. Los hechos sucedieron en un departamento céntrico ubicado en Salamanca, Gto. donde vivía el hijo. La Sra. Sánchez había ido a visitarlo, él estaba de fiesta con unos amigos; el incidente comenzó con una discusión porque el joven quería parte de la herencia que su padre le dejó.

El trágico incidente sucedió hace un mes, sin embargo, personal de la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios Región B se enteró de ello hace unos días debido al reporte del encuentro de un cadáver. La occisa era viuda, vivía desde hace tiempo en Yuriria, pero visitaba esporádicamente a su hijo.

Según la recopilación de los hechos, el hijo le pidió a su madre la herencia que su padre le había dejado, dinero que la señora le negó por su condición de menor y porque también era drogadicto. Ello desató la ira del adolescente, quien después de reprocharle ciertas cosas y golpearla, la asfixió; después, con la ayuda de sus amigos, cortó con una segueta la cabeza y una a una, las extremidades de su cuerpo.

La Sra. Sánchez fue encontrada en pedazos dentro del departamento de su hijo. La cabeza y el tronco estaban en un tambo cubierto de yeso, los brazos y una pierna en una maleta en la azotea.

Desde entonces, el asesino regresó al lugar de los hechos en varias ocasiones, pero sólo entraba y salía por cosas. Ello extrañó a los dueños del inmueble, quienes al percatarse de su ausencia decidieron enviar a unos albañiles a dar mantenimiento al lugar. Los empleados dieron con el cadáver de la mujer por el fuerte olor a putrefacción que éste despedía. 

Lo acontecido pudo saberse debido a que cuando los albañiles encontraron el cadáver, llegó al departamento una amiga del homicida que estuvo presente en la citada fiesta y confesó todo. 

La Procuraduría de Justicia de Guanajuato informó que la Sra. Sánchez contaba al momento de su muerte con 43 años de edad y que ya han sido detenidos algunos de los participantes del crimen. Todos eran menores de edad.

#Padres hoy