Cuando esperaba el autobús que lo llevaría a casa, un obrero perdió ambas piernas al ser atropellado por una unidad de transporte público de pasajeros en el municipio de Guadalupe, en la zona metropolitana de Monterrey.

Esta trágica historia inició la madrugada del miércoles cuando Alberto Carlos Rayas Armendariz, de 26 años de edad, salió de su trabajo donde realiza labores de torno en la colonia Zertuche.

Como todos los días, Alberto se dirigió a la parada del autobús en la avenida Juárez; ahí decidió sentarse sobre la banqueta a esperar la llegada del camión para poder llegar a su hogar ubicado a poco más de cuatro kilómetros.

Fue en cuestión de segundos cuando el frente de la unidad marcada con el número económico diez de la Ruta 99 lo tenía prensado y herido contra un poste.

Testigos aseguraron que la pesada unidad al viajar a exceso de velocidad se impacto sin control contra el parabus, dos casetas telefónicas y varios postes, llevándose de encuentro a Alberto, quien fue arrastrado varios metros bajo el camión.

Paramédicos de la Cruz Verde que llegaron al sitio del accidente tuvieron que colocar una de las extremidades en una hielera para ser llevada al Hospital de Zona del Seguro Social junto al herido en busca de que, el personal médico pudiera reimplantarla.

Para la mañana de este jueves se había informado que fue necesario amputarle la otra pierna para salvarle la vida... En el diagnóstico médico también se habla de una fractura en el cráneo y un pulmón perforado.

Este joven obrero se encuentra en terapia intensiva en este centro hospitalario, mientras su esposa y sus cuatro pequeños hijos -de siete, seis, cinco y un año de edad- lo esperan en casa.

El conductor de la unidad de transporte público, identificado como Federico Espinoza Escobedo, de 44 años de edad, continúa detenido en celdas municipales, mientras el propietario del camión busca hacer efectivo el seguro vehicular.

Este caso por lo pronto ya es investigado por autoridades del Ministerio Público en Asuntos Viales, donde se deslindaran responsabilidades. #México