Una más de "El Chapo Guzmán"… ¿sólo de él?

Los éxitos en el combate a la delincuencia organizada quedan empañados y el prestigio que se iba logrando con ello, enterrado en las primeras horas del día del abogado 2015; los "abogados" de El Chapo volvieron a utilizar su estrategia para liberarlo de la más famosa prisión de México.

"El Chapo Guzmán", especialista en fugas subterráneas, además de su actividad de procesamiento y tráfico de estupefacientes en gran escala, como quedó ampliamente demostrado con la cobertura mediática dada a su captura en febrero de 2014, volvió a fugarse de una prisión de "máxima Seguridad" del gobierno mexicano. Lo primero que cualquier mente sana piensa al conocer la noticia es que sigue coludido con quienes lo "custodian", no sólo con vigilantes de los de abajo, sino con las cabezas del sistema penitenciario, pues sólo así se explica que con una maniobra tan burda, por conocida, como es un túnel hacia una obra en construcción, no haya sido detectada por los sistemas de seguridad del penal de Almoloya de Juárez.

¿Dónde se depositaba la tierra extraída? 1785 metros cúbicos de tierra, según los datos del túnel proporcionados por Monte Alejandro Rubido, comisionado de seguridad del Gobierno Federal, no son fácilmente ocultables, a menos que Einstein se haya equivocado y la materia sí se destruya. Es imposible que el personal que custodia el interior y el exterior de la prisión ignoren la construcción de un túnel y el traslado de tanta tierra como se extrajo de él, pero también es imposible que el Director del penal y su superiores permanecieran ajenos a todo hasta la gran "sorpresa", que fue la fuga del narcotraficante, el sábado 11 de julio por la noche; es evidente que la demencia fingida costó algunos millones de pesos, depositados en algunas cuentas bancarias de paraísos fiscales.

"El Chapo Guzmán se fugó sin un solo disparo", probablemente fue el título del informe recibido esta madrugada por el Mayo Zambada, en algún lugar de Sinaloa, desde donde opera la producción y distribución de drogas y, con toda probabilidad, operó la evasión de su jefe, en forma parecida a los informes que el señor Rubido suele pronunciar en sus conferencias de prensa al dar a conocer una nueva aprehensión, y que ahora sólo informó de medidas desesperadas como tardía reacción al acontecimiento que podría -o tal vez debería- costarle el puesto por su negligencia en el manejo del caso.

El Presidente de México dijo, con motivo de la recaptura del capo en febrero de 2014 que "sería lamentable e imperdonable que volviera a fugarse; ya lo lamentó, y es deseable que no lo perdone, pero… habrá que ver en qué nivel del sistema nacional de seguridad está la cabeza del estúpido plan para permitir esta fuga. Y uno de los probables presidenciables se encuentra en la cúspide, Miguel Ángel Osorio Chong deberá probar su lealtad a México y al Presidente, y que merece estar en la Secretaría de Gobernación, deberá asumir su responsabilidad al frente de la seguridad nacional y desterrar el manido recurso del "chivo expiatorio". #Tendencias