El gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, aseguró que la escalada de violencia que se vive en el puerto Acapulco es provocada por organizaciones delictivas de otros estados que buscan apoderarse de “la plaza” , tras la detención en abril de Víctor Aguirre Garzón líder del Cártel Independiente de Acapulco (CIDA).

Este jueves Ortega ofreció una conferencia de prensa en la comunidad de San Vicente, enclavada en la sierra del municipio de Atoyac. Ahí sostuvo que a pesar de que todos los días hay asesinatos en el destino de playa más importante del estado: “No es una violencia que se esté generando entre los barrios y las colonias, es la delincuencia organizada que viene desde fuera desde -entidades como- Sinaloa y desde Jalisco a querer apropiarse de la plaza de Acapulco”.

El CIDA es una escisión del cártel de los Beltrán Leyva. Su líder Víctor Aguirre Garzón El Gordo fue detenido en abril en el estado de Yucatán. 

A decir del gobernador El Gordo era el capo más poderoso de las mafias que operan en el puerto de Acapulco, ahí mantuvo una disputa permanente por el control de los territorios con otras organizaciones delictivas como El Comando del Diablo y La Barredora.

En un informe reciente el Consejo Ciudadano para la Seguridad y la Justicia Penal ubicó al destino de playa como la ciudad más peligrosa del país y la tercera con los mayores índices de violencia del mundo. 

En lo que va del año en Acapulco han sido asesinadas cerca de 500 personas de acuerdo con registros periodísticos. En tanto que en 2014 ocurrieron 883 homicidios.

En la zona turística y en la periferia del otrora destino turístico más importante de México, la violencia es el pan de cada día para la gente de a pie. Sin embargo el gobernador ha sostenido que esto no impedirá la llegada de visitantes a Acapulco.

En declaraciones anteriores el mandatario se ha posicionado en favor de que en México se inicie un debate amplio entorno a la despenalización del cultivo de la amapola de la que se deriva la goma de opio y con la cuál se produce la heroína. Incluso el gobernador ha llegado a comparar que Guerrero es el segundo productor de opio a nivel mundial, después de Afganistán. #Derechos #Crónica Guerrero #Política Guerrero