#México continúa a innovar en materia de seguridad informática. La semana pasada, fue aprobada, con 381 votos a favor, una reforma del Código Penal Federal en la cual vienen reconocidos por primera vez los delitos de ciber-acoso sexual y acoso sexual de menores de 18 años de edad, o de individuos que no puedan identificar el significado de algunos hechos.

El delito y la condena

El crimen de ciber-acoso lo ejecuta quien con fines impúdicos intimida, coacciona, seduce o engaña a través de comunicaciones en #Internet a una persona menor de edad o que tenga incapacidad de entender los hechos. La condena para quienes incurran en ese delito será de dos a seis años de cárcel, además de el pagamento de 400 a 600 días de multas.

Anuncios
Anuncios

Divulgación de videos o fotos

Quienes en cambio acosen a un individuo pidiéndole favores sexuales – o sean mediadores de terceras personas – tendrán una pena que va de uno a tres años de cárcel y 400 días de multas.

Además, la nueva ley sobre la violencia informática prevede una sanción de cinco a ocho años, más 500 pesos mexicanos y la suspensión de la labor profesional, para aquellas personas con un cargo público que agredan a través de internet a otros individuos. Quienes hayan tenido una relación, de amistad o de afecto, y divulguen por internet fotografías o videos de contenido sexual, serán castigados con cinco años de prisión. Las penas aumentan del 50 por ciento si las víctimas son menores de edad. Para quienes se aprovechen de un cargo de poder para llevar a cabo en ciber-acoso, se reserva una pena de cuatro años de prisión.

Anuncios

Las víctimas más vulnerables

“Los niños son la nueva generación cibernauta. Usan Internet y las redes sociales con mucha facilidad y regularmente – explicó la diputada Mariana Arámbula Meléndez del Pan durante la sesión de aprobación de la nueva ley de ciber-acoso- Por ello internet esta siendo aprovechado por pedófilos y pederastas, para acercarse a los más pequeños con perfiles falsos. Así se propicia el encuentro real, que puede llevar a delitos más graves como abuso sexual infantil, explotación y turismo sexual de menores”.

Qué es el ciber-stalking

Como bien se sabe, las molestias en red son un fenómeno de nuestro tiempo, ya que existen nuevos dispositivos que funcionan como canal. El ciber-acoso, también conocido como stalking, puede llevar a una verdadera persecución obsesiva. El hecho de que se haga a través de un dispositivo electrónico no minimiza su impacto en la psicología y el físico de la víctima.

La definición de “stalking” (palabra en inglés) se utilizó inicialmente entre los estudiosos de psicología y criminología para tratar los casos de “síndrome de molestias excesiva”.

Anuncios

De allí, pasó al periodismo, cuando empezaron a aumentar los casos de acoso. A veces el stalking es difícil de identificar, porque tiene muchas facetas: va desde la actitudes fastidiosas o de amenaza, que una persona repite constantemente sobre otra; la persecución, las visitas imprevistas en el lugar de trabajo o en la residencia; el envio de mensajes o llamadas. Si todas esas manifestaciones provocan en la otra persona un estado de ansia o de miedo, se puede efectivamente decir que estamos frente a un caso de stalking. Ciber-stalking es ese tipo de persecución que se lleva a cabo a través de medios telemáticos. Uso de internet, envio de mensajes o molestias en las redes sociales. El efecto es el mismo.