Luego de dos años de que el Tribunal de Cali ratificara la condena de 33 años de cárcel para el sacerdote William de Jesús Mazo Pérez por el abuso sexual de cuatro niños, entre ellos tres hermanos y un primo, la #Arquidiócesis de Cali emitió un concepto que causó polémica en medio de proceso para reparar a la víctimas.

A través de un documento de 26 páginas, presentado ante el juzgado donde cursa el proceso de reparación, el abogado de la institución responsabiliza a los padres y a los niños por el abuso del que fueron víctimas. El escrito afirma que “son menores que se encontraban bajo el imperio de la institución de la familia (padre, madre, hermanos mayores, abuelos, tíos, que son los mismos hoy reclamantes) los cuales no mostraron ninguna clase de interés por sus hijos, de comunicación, de diálogo, de prevención y custodia”.

Anuncios
Anuncios

Puede interesarle → Abuso infantil: los niños están en un peligro inminente y permanente

Además, se determina que es “culpa exclusiva de las víctimas indirectas” porque para ellos “se cayó en un exceso de confianza y pasividad, actos omisivos y reprochables” de parte de los padres de los menores.

Elmer Montaña, abogado representante de las familias de los niños abusados, también aseguró que monseñor, Darío de Jesús Monsalve, le pidió no representar a las víctimas en este caso a cambio de pagar todos sus honorarios. Montaña afirma que luego de no aceptar el chantaje, monseñor inició una campaña de desprestigio en su contra.

Vea también → La religión Católica desde una óptica actual

Por su parte, monseñor Darío de Jesús Monsalve, manifestó que la Arquidiócesis no está diciendo que los padres sean culpables por el abuso que cometió el clérigo, sino que “tienen responsabilidades”.

Anuncios

En rueda de prensa realizada por la Conferencia Episcopal, negó las acusaciones del abogado Montaña y lo acusó de querer hacer de todo esto un “escenario mediático”.

Los familiares de estos niños anunciaron que harán un plantón frente a las instalaciones de la Arquidiócesis de Cali este primero de marzo, exigiendo que la #Iglesia Católica se retracte por las declaraciones que revictimizan a los menores abusados sexualmente por Mazo en el año 2011. #Pederastia