La indignación de la sociedad mexicana no se ha hecho esperar, al conocer el anuncio de la resolución del juez tercero de distrito del estado de Veracruz, Anuar González Hemadi, quién ha dicho no haber encontrado elementos suficientes para acusar a Diego Cruz, del delito de pederastia cometido en contra de la joven Deborah, junto con otros 3 amigos que pertenecían a una banda conocida como #LosPorkys.

La decisión aunque controversial, se volcó literalmente en un escándalo en todos los medios de comunicación y en redes sociales al hacerse público el perdón, considerando que Diego no tocó a Deborah con la intención de "satisfacer un deseo sexual o copular".

Anuncios
Anuncios

Es decir dicho en otras palabras, este desgraciado de Diego que abusó sexualmente en compañía de sus otros amigos Enrique Capitaine y Jorge Cotaita -quienes cobardemente huyeron del país tan pronto se supo del caso en los medios- no han cometido delito alguno, al considerar que la violación realizada no tuvo como intención un deseo sexual.

Primeramente aunque Deborah en ese entonces tenía 17 años y efectivamente era menor de edad, el hecho de considerar a Diego como pederasta, es ridículo y grotesco, simplemente es un violador.

El hecho que realizaron estos famosos y desgraciados ##Porkys, fue y es en cualquier lugar del mundo en donde te coges a una mujer por la fuerza, una violación. No se le puede dar otro nombre ni adjetivo, el hecho de forzar y ultrajar a la mujer conlleva un toque a sus partes intimas y un deseo insensible de copular.

Anuncios

El famoso Juez, tiene 2 hijas pequeñas y aunque no le deseamos que les pase una desgracia similar a la acontecida, si nos preguntamos ¿Su decisión de perdonar a un vándalo violador sería la misma, si la víctima fuera alguna de sus hijas?, seguramente no y se encargaría de refundirlo en la cárcel por el resto de sus días o posiblemente lo encontrarían muerto en su celda, ahorcado con sus propias agujetas del zapato.

La corrupción en este caso es evidente, aunque obviamente no existe ningún documento que lo compruebe, el hecho de que el padre de Diego sea una persona con buena posición económica en el estado de Veracruz, da motivos a pensar que existió una buena cantidad de dinero para que el infame salga de la cárcel.

Los padres hacemos hasta lo imposible por nuestros hijos.

Como sociedad no debemos permitir que esa violador salga de la cárcel, para volver a abusar de mas jóvenes.

Los motivos por los que se hayan presentado los hechos, no son suficientes para perdonar a los #Porkys en un acto tan ruin e infame.

Anuncios

Deborah ha sido ultrajada, violada y afectada para toda su vida, pero como es de una familia humilde, la ley no existe para ella.

En este mundo tan carente de valores los violadores existen en las escuelas, en las iglesias, en la calle y hasta en la propia familia y sin embargo gracias a leyes incongruentes y a jueces corruptos, todos pueden salir libres de toda culpa.

Lo realmente vergonzoso es que todavía haya personas que digan que a las mujeres las violan porque ellas provocan a los hombres con su forma de vestir, de caminar y de ser femeninas, confundiendo totalmente su sensualidad innata, debido a la porquería de masa celular que tienen en sus cerebros atrofiados. #violacion #Porky