El terror que han sembrado en México los llamados #huachicoleros no es una novedad. Desde hace tiempo que ocurre. Estos delincuentes que roban gasolina han involucrado en sus crímenes a muchos menores de edad. Según el gobernador de Puebla, Antonio Gali, los huachicoleros han contribuido a la descomposición del sistema social. La semana pasada, 10 personas murieron por enfrentamientos entre con los presuntos ladrones de combustible y funcionarios del Ejército mexicano. Cuatro de las víctimas eras militares y seis eran ciudadanos comunes.

Gali explicó en una entrevista televisiva que un niño de 11 años de edad le contó a las autoridades que había sido contratado por los huachicoleros.

Anuncios
Anuncios

El hecho ocurrió en Palmar de Bravo. Al menor de edad se le pidió que hiciera de “halcón”, es decir, que avisara sobre lo que ocurría alrededor al momento de llevar a cabo los robos. Este caso es una prueba de la gravedad de la descomposición social que esta red de delincuentes están provocando en la sociedad mexicana.

Asimismo, medios locales de Ciudad de México han informado que en la carretera de Puebla-Orizaba, los ladrones de gasolina han utilizado niños y mujeres como escudos humanos para defenderse de los ataques de las fuerzas de seguridad. En el momento en el que se activa el operativo en la zonas en las que se está contrabandeando combustible, los huachicoleros llaman a un grupo de mujeres y niños que impiden el paso de los funcionarios. Uno de los videos fue difundido a través de Twitter por Puebla Segura, el área de Comunicación social de la gobernación.

Anuncios

Una estrategia sucia en la guerra entre los militares y los huachicoleros.