Hace algunas semanas un grupo de siete periodistas sufrió un ataque en el estado Guerrero. Una banda de crimen organizado bloqueó una de las carreteras en la que debían pasar militares y policías y quemaron 29 automóviles. Los periodistas, quienes se encontraban en el lugar para cubrir el hecho, estuvieron retenidos por la banda, y fueron amenazados y despojados de sus pertenencias. Llegaron por el lado de la carretera de San Miguel Totolapan. A las víctimas les robaron cámaras fotográficas, celulares y computadoras. Eran más de 100 delincuentes y estaban armados de pistolas.

Según los medios locales, la región está bajo el control de bandas que producen y distribuyen drogas como marihuana, amapola, que sirve como materia prima para la elaboración de la heroína.

Anuncios
Anuncios

La Procuraduría General de la República mexicana confirmó que está llevando a cabo una investigación para determinar quiénes son los responsables del ataque en contra de los periodistas. Entre ellos, había trabajadores de medios nacionales pero también internacionales. Según Héctor Astudillo, gobernador del estado Guerrero, el grupo responsable se llama “La Familia Michoacana”. Sin embargo, aun no hay pruebas ni detenciones en este caso. #Violencia #México