Alrededor de seis personas mueren diario en Guerrero. Nada parece detener la violencia homicida en el estado mexicano de Guerrero, ubicado al suroeste de la República Mexicana; aunque la situación en esa región nunca ha sido precisamente pacífica. Durante el actual gobierno, los asesinatos se han recrudecido de manera preocupante, pues cada vez más, involucra balaceras en zonas turísticas de relevancia internacional como Acapulco e Ixtapa-Zihuatanejo.

La región siempre ha sido conflictiva y - quizá por eso - sus habitantes son personas habituadas a la violencia y muchas veces predispuesta a ella; fue ahí donde retomó suficiente fuerza la guerra de independencia.

Anuncios
Anuncios

como para que la insurgencia entonces dirigida por el caudillo Vicente Guerrero (de ahí el nombre de ese estado) lograra un acuerdo con las tropas realistas españolas, encabezadas por Agustín de Iturbide, que llevaría a la declaración de independencia de la entonces Nueva España y el nacimiento de México. Fue en esa zona también, donde surgió la guerra de guerrillas de los años setenta, que hizo que un maestro rural se convirtiera en guerrilero: Lucio Cabañas.

La zona montañosa del estado, parte de la Sierra Madre Occidental del país, siempre ha sido aprovechada para esconderse por grupos armados, ya fueran gavillas de ladrones, insurgentes, guerrilleros y narcotraficantes y para sembrar marihuana principalmente; lo agreste de la zona y las altas temperaturas dificultan en mayor medida las posibilidades de las autoridades para capturar a dichos grupos a lo largo de la historia.

Anuncios

La historia reciente

Aunque ya se ha mencionado que la zona siempre ha tenido problemas, fue durante el mandato de Vicente Fox cuando esta región empezó a "calentarse" notablemente; al parecer los grupos delictivos pensaron que con el cambio del partido en el poder, el primero en la historia moderna de México, y ante la evidente poca experiencia política del ranchero-empresario panista podían actuar con mayor libertad, pues crecieron los números de secuestros, robos y asesinatos.

Pero fue en el sexenio siguiente, bajo la presidencia del también panista Felipe Calderón, cuando la violencia alcanzó niveles críticos; las imágenes de decapitados, desmembrados y asesinados con violencia llenaron los medios de comunicación y la tácita declaración de guerra del gobierno, que sacó al ejército a patrullar las calles del país, en Guerrero principalmente, dieron pie a que se exacerbara la situación, pues los grupos delictivos respondieron con violencia es medida: bloqueos en diversas ciudades con autobuses robados en llamas, ataques a cuarteles de policia y ejército, etc.

Anuncios

Al principio de la presente administración hubo fundadas esperanzas de que lo peor había pasado; el ejército continuó en la calle pero con "operativos inteligentes" que parecieron funcionar en un principio, se invirtió más presupuesto en equipar a las policias locales y se trabajó más en evaluar, descartar o capacitar a los elementos de las mismas.

Pero a partir del año 2014, las cosas empeoraron; el 26 de septiembre de ese año comenzó una pesadilla para el gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto, pues en el poblado de Ayotzinapa, cerca de la ciudad guerrerense de Iguala se dio una balacera que dejó 6 jovenes estudiantes muertos y 43 desaparecidos.

De ahí en adelante, las matanzas no cesan; este 2017, en plena etapa de vacaciones primaverales, hubo sendas balaceras tanto en Acapulco como en Ixtapa-zihuatanejo que dejaron tres muertos en cada lugar, varios heridos y un pánico generalizado entre los turistas que visitaban esas playas.

El problema es tan grave, que los servicios forenses no se dan abasto para recoger transportar y guardar los cadáveres de las víctimas que diariamente deja esta ola de vioencia, segun reporta el periódico Reforma este 1 de mayo. Las autoridades han tenido que recurrir a particulares para paliar este problema. En tres morgues en ese estado no cabe un cuerpo más. Además, siguen apareciendo fosas con cadáveres no identificados.

Los gobiernos municipales, del estado y de la federación han realizado operativos, aumentado el número de efectivos y patrullajes pero nada parece funcionar. #Violencia en Guerrero #Ayotzinapa #Balacera en Acapulco