Investigadores de la Procuraduría del estado de #michoacán encontraron la madrugada de este lunes los restos calcinados del periodista Salvador Adame, en un predio conocido como La Barranca del Diablo, ubicado en el tramo carretero Nueva Italia-Lombardía, debajo del puente de El Márquez, a unos 10 kilómetros de Nueva Italia, rumbo a Uruapan.

Hasta la tarde de hoy, no se han confirmado detenidos y cabe apuntar que el comunicador fue secuestrado por varios sujetos armados el pasado 18 de mayo en la población de Mújica, alrededor de las ocho y media de la noche, en la salida a Cuatro Caminos, cerca de una planta purificadora de agua potable.

Anuncios
Anuncios

Justo un día antes de que Adame fuera levantado, el presidente Enrique Peña Nieto pidió guardar un minuto de silencio por los periodistas y defensores de Derechos Humanos que "se han entregado a su labor y han sufrido ataques".

En reunión con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) en Los Pinos, dijo: “Buscamos garantizar la libertad de expresión. No permitiremos la censura ni de las nuevas plataformas digitales, una democracia plena requiere que nadie calle su voz”.

Cifras de terror, violencia que no cesa

De acuerdo con reportes de la Organización Artículo 19, en 2016 se supieron de 426 agresiones a periodistas, 7% más respecto al año anterior, cuando se documentaron 397. Asimismo, hubo 72 amenazas vía internet en el mismo período; incrementó 15% la violencia contra mujeres periodistas y 3% de las agresiones contra la prensa fueron cometidas por funcionarios públicos de distintos niveles de gobierno.

Anuncios

Por otro lado, el Comité de Protección a Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés), informó que México es el país donde hay más comunicadores abatidos a nivel mundial, superando a países como Siria, Filipinas, Irak, Paquistán y Bangladesh. Además, el organismo informó que en lo que va de la administración de Enrique Peña Nieto, 36 periodistas han sido asesinados, mientras la impunidad prevalece en 99.7% de los casos.

Finalmente, es conocido que 2016 fue el año con más comunicadores asesinados en México (11 en total). En tanto, en lo que va de este año, se les ha arrebatado la vida a siete comunicadores: Cecilio Pineda, director de La Voz de la Tierra Caliente, Michoacán; Ricardo Monlui, director de El Político, Veracruz; Miroslava Breach, corresponsal de La Jornada, Chihuahua; Maximiliano Rodríguez, colaborador de Colectivo Pericú, Baja California Sur; Filiberto Álvarez, locutor de La Señal, Morelos; Javier Valdez, reportero de Río Doce, Sinaloa, y Salvador Adame, director de Canal 6Tv. #periodista