Anuncios
Anuncios
2

Tras recibir una llamada anónima la noche del sábado 24 de julio o mañana del domingo 25 (pues no se sabe exactamente) y acudir al lugar, la policía y los bomberos de San Antonio, Texas, confirmaron que encontraron varias personas muertas y decenas más en estado crítico, adentro de un tráiler, que estaba estacionado en un Walmart del suroeste de la ciudad. El trailer transportaba indocumentados con brazaletes de diferentes colores, para identificar a cuál traficante le sería entregado cada uno de ellos en los #Estados Unidos. Algunos de los #inmigrantes lograron escapar corriendo o en vehículos particulares, antes de que llegara la policía.

El Departamento de Justicia identificó al conductor del camión como James Mathew Bradley, Jr., de 60 años, oriundo de Florida.

Anuncios

El conductor quedó bajo custodia de las autoridades, en espera de comparecer ante una corte federal de San Antonio el lunes 26 de julio. Dicha comparecencia arrojó como resultado que al haberse comprobado la muerte de muchos de los encerrados por asfixia, el conductor podría alcanzar la pena de muerte.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que siete de los 10 ##Inmigrantes que murieron en el tráiler abandonado en San Antonio, Texas, eran mexicanos.

En un comunicado la Secretaría de Relaciones Exteriores de México señaló este miércoles 26 de julio que, con base en los datos disponibles al momento, 34 de las 39 personas que fueron abandonadas en el interior de una caja de tráiler en San Antonio, Texas, son de nacionalidad mexicana; además agregó que 27 paisanos mexicanos están hospitalizados.

Anuncios

A través del Consulado General de México en San Antonio, Texas informó que la Cancillería da seguimiento a la situación médica de los sobrevivientes y brinda atención a las familias de todas las víctimas.

De indocumentados a testigos

Según ha asegurado la ##ICE los sobrevivientes que acepten cooperar con la investigación obtendrán la ciudadanía norteamericana, y es que se sabe que James Mathew Bradley, Jr. pertenece a una red de trata de personas a la cual pretenden desmantelar.

A través de su vocero, la #ICE ha declarado que ésta sería una de muchas organizaciones criminales que se dedican a ser "polleros" a cambio de una remuneración económica, por lo que se sospecha que hay cómplices tanto del lado mexicano como del lado norteamericano; convirtiéndose en una maraña de corrupción e impunidad que están dispuestos a desenredar. Ojalá que tengan suerte en su intento, pues son demasiados intereses los que están de por medio.