Para los que habitamos en Ciudad de México, es común usar el #Metro en nuestra cotidianidad. También resulta frecuente sufrir retrasos, desvíos o cortes de servicio.

Por ejemplo, este jueves la línea 1 sufrió un corto circuito, que dejó un tren sin tracción entre las estaciones Juanacatlán y Chapultepec. Según declaraciones recogidas en el diario Milenio, Fernando Espino, responsable sindical del Metro, sugirió que el fallo responde a la falta de mantenimiento preventivo, que afecta al sistema desde hace al menos 20 años.

Días atrás fue el turno de las líneas 2 y 7. Luego de fuertes lluvias cesaron de prestar servicio en varias de sus estaciones, debido a considerables inundaciones.

Anuncios
Anuncios

Viaja en el metro de CDMX y sobrevive

Pero es que no sólo la falta de mantenimiento o las fuerzas naturales pueden perturbar un viaje en el Metro de Ciudad de México. Veamos qué más podría pasar.

El sistema tiene 12 líneas y cerca de 200 estaciones con muchas transferencias. Perderse aquí es muy fácil. Es necesario que lleves un mapa para planificar tus traslados.

Para tu viaje procura usar la tarjeta recargable, porque te permite hasta 20 viajes y no se atora como los boletos.

Los andenes y transferencias pueden ser confusos, incluso con flujo de personas en muchos sentidos. Cuida tu derecha y está atento.

Anuncios

Así como hay personas que circulan muy lento otros van corriendo y no son muy buenos evitando "obstáculos".

Cuando subas al tren, ten en cuenta que el espacio personal no existe en el metro de #CDMX. Te van a empujar, "sobar", "arrecostar", aplastar contra la puerta y un sin fin de formas de contacto personal no autorizado. Si no puedes manejarlo usa el Uber.

Circula mucha gente en estos trenes y la situación se presta para hurtos. Lleva tu billetera y celular en sitio seguro. Tu mochila preferiblemente adelante o en la mano.

Nunca está de más llevar tapones para los oídos. Invariablemente y sin importar la hora o línea que transites, te toparás con vendedores en los trenes (vagoneros), que vocean con potencia sus productos. Incluso hay una variedad que lleva una corneta muy, pero que muy potente en su mochila y te venden una recopilación rockera, pop o de Juan Gabriel según sea tu preferencia.

Cuando recargues tu tarjeta de viaje, comprueba que efectivamente el saldo que indicaste a la taquillera sea aplicado.

Anuncios

No en pocos casos llega uno al torniquete con menos dinero, que el que se tenía antes de la recarga.

Lleva una bolsa contigo. En el Metro no conseguirás un bote de basura para echar un desperdicio, salvo en uno que otro establecimiento de comida en las transferencias.

Y finalmente, pero no menos importante. Es común percibir extraños olores de toda índole. Humedad, flatulencias, mal sudor, pero incluso otros como esa sensación que dan los saunas, y claro también a tacos o chicharrón que se pueden encontrar en algunas estaciones. #metro ciudad de méxico