El día de ayer, viernes 7 de julio, se realizó un simulacro de secuestro en el cruce peatonal de Madero y Eje Central, en la Ciudad de México, con la finalidad de prevenir a la ciudadanía sobre este delito.

Una mujer iba caminando por dicho cruce, hasta que un automóvil negro se detuvo repentinamente frente a ella y de éste salieron unos hombres que la jalaron violentamente dentro del vehículo. Poco después, un grupo de policías fue en persecución de los presuntos criminales.

Este experimento social, realizado por la colaboración de las organizaciones “Alto al Secuestro” y “Mensajeros Urbanos”, y en coordinación con las autoridades de la Secretaría de #seguridad Pública de la Ciudad de México (SSPCDMX), tuvo el objetivo de observar la reacción de las personas frente a un evento como éste, además de la respuesta que dan las autoridades.

Anuncios
Anuncios

Los resultados de este simulacro fueron que sólo una persona llamó al 911, mientras que las demás personas que se encontraban alrededor sólo pudieron alejarse del auto y mirar aterrorizados, incluso aquellas que se encontraban cerca de la víctima, no intervinieron para que la mujer no fuese llevada. Una de las testigos mencionó lo siguiente:

“Me asusté mucho, me asusté bastante, pero en ese momento hay que reaccionar… porque la verdad sí es muy triste ver esta situación… y es bueno saber que puede hacer uno”.

Los policías motorizados que aparecieron alcanzaron el vehículo, arrestaron al falso criminal y salvaron a la víctima. El jefe del Estado Mayor Policial de la SSPCDMX declara que esto es un ejercicio donde pueden demostrar y evaluar aquello que se hace bien y lo que hay que mejorar, siempre participando con la ciudadanía.

Anuncios

“Lo que nos estamos dando cuenta es que la ciudadanía, ve el evento, pero es renuente a denunciar, no participa, no estamos recibiendo las llamadas que quisiéramos recibir”.

Lamentablemente, vivimos en un país donde los secuestros no sólo son comunes, sino que hasta pasan desapercibidos y, en la gran mayoría de los casos, nunca se hace justicia y los resultados se ven demasiado tarde o incluso llegan a ser nulos. Es una pena que sea a través de un experimento social, que nos hagamos conscientes de nuestros errores y defectos, y que además el crimen de secuestro se haya vuelto tan común que haya llegado al punto de tener que hacer simulacros.

Por otro lado, esto puede ser algo que nos beneficie a todos, ya que será gracias a estos eventos como éste que podremos ser capaces de actuar correctamente ante una #Emergencia y así poder apoyar a las autoridades. Como ciudadanos tenemos la obligación de colaborar en los deberes de la justicia y detener más tragedias, tanto por causa de la naturaleza, como por los actos negativos de un reducido número de personas. #CDMX