Anuncios
Anuncios

Han pasado tres años desde que 43 estudiantes mexicanos desaparecieron, sin dejar rastro. Era un 26 de septiembre del 2014, poco antes de la desaparición, seis personas fueron asesinadas. Todos eran estudiantes de la escuela Normal Rural Isidoro Burgos di Ayotzinapa. Un caso más de violencia entre todas las que vive #México. Desde hace 10 años, los militares libran una guerra en contra del narcotráfico, y en medio están los civiles. Al parecer, muchas más personas han desaparecido desde que el ex presidente Felipe Calderón decidió emprender esta batalla en el año 2006. El caso de los estudiantes desaparecidos ha generado más impacto por la voluntad de resistencia que han tenido los familiares, que no quieren que el caso pase al olvido.

Anuncios

Las autoridades sostienen que los muchachos murieron, y que sus cuerpos fueron hallados carbonizados en un basurero. Sin embargo, no hay pruebas, no hay una investigación que afirme que son ellos.

Mientras la guerra a la droga sigue cobrando la vida de inocentes, el narcotráfico sigue expandiéndose a nivel internacional. En Rieti, cerca de la ciudad de Roma, #italia, fue detenido un joven mexicano [VIDEO] (con nacionalidad italiana) que vendía droga y tenía un verdadero centro de operaciones en su casa.

El Código Narcos en Italia

El semanal italiano Espresso publicó un reportaje en el que narran el sofisticado método criptado que usan los miembros de la ‘Ndrangheta, una organización narco-criminal que opera en Italia, para conectarse con los proveedores de los carteles latinoamericanos.

Anuncios

Quien entra en la red de comercio de drogas – explica la publicación – recibe un celular “protegido” del valor de 7.000 euros. Una inversión que bien vale la pena, ya que una carga de cocaína que llega en Europa puede producir millones de euros.

Un modelo de comunicación ultra seguro

El autor del reportaje, Giovanni Tizian, cuenta que las comunicaciones de los narcotraficantes se lleva a cabo en una primera fase con una hoja llena de códigos. “Como hacían los nazis en los tiempos del Tercer Reich – recuenta el periodista – los jefes de la ‘Ndrangheta han creado un modelo de comunicación ultra seguro”. Se trata de un código de letras y números que forman combinaciones imposibles de descifrar por quienes no hacen parte del clan. L’Espresso publicó las fotografías de algunas de las páginas con los códigos.

Los narcos, a diferencia de los nazis, no se tuvieron que inventar máquinas para enviar los mensajes, ni necesitan la ayuda de técnicos externos. Para eso ahora existen los celulares.

Anuncios

Los aparatos telefónicos se envían vía chat a través de los Blackberry modificados, que no tiene chip.

La idea de crear este método sofisticado de comunicación nació luego de que la policía italiana logró interceptar el teléfono (siempre Blackberry) de un tal Toti, que era el puente para la llegada de un cargamento de 400 kilos de cocaina al puerto de Gioia Tauro en Italia desde Rio de Janeiro. Pues resulta que en cuando llegó, la policía lo estaba esperando.

Entre pasado y futuro

“Así nació el código narcos. Un híbrido entre el pasado y el futuro. Códigos escritos a mano, letra por letra, en una hoja que sirve como un manual de instrucciones. Comunicados sin embargo vía Blackberry, blindados en contra de los intrusos gracias a una adaptación que la’ndrangheta, y no sólo, pagan a precio de oro. En práctica el teléfono esta desconectado y funciona sin un chip. Queda conectado a un server internacional. Es imposible entrar. Un Blackberry criptato puede costar hasta 7.000 euros, explica uno de los investigadores. Y ellos usan decenas. No ahorran en este tema”. #narcotrafico