Anuncios
Anuncios

El caso del cruel asesinato de la joven Mara Fernanda Castilla ha sido la gota que derrama el vaso. La violencia de género ha cobrado miles de víctimas en género y las #mujeres sienten que ha llegado el momento de decir basta. Basta al silencio, a la complicidad, a la inacción de las autoridades que nada han hecho para combatirla.

La muerte de Mara Fernanda

Mara Fernanda Castilla tenía 19 años de edad y fue violada y asesinada a pocos metros de un motel en la localidad de Puebla, cuando estaba abordo de un taxi. De acuerdo a las primeras investigaciones, fue estrangulada y asesinada la madrugada del pasado 7 de septiembre.

Anuncios

Estaba usando los servicios de Cabify. La compañía está en el ojo del huracán por la falta de filtros de seguridad y será investigada por las autoridades de Puebla para que no se repitan casos como este. El taxista que es el principal acusado está en este momento en la cárcel. Podría ser sentenciado a 60 años de prisión por la muerte de la joven.

El promedio de 7 feminicidios al día

Para repudiar lo ocurrido, y exigir acciones inmediatas por parte del gobierno, miles de personas salieron este domingo a las calles de Ciudad de #México para protestar. La impunidad en la que quedan estos homicidios ha cansado a la población. Las mujeres mexicanas se sienten vulnerables y acosadas. La muerte de Mara Fernanda, lamentablemente, no es un caso aislado. Sólo en el estado Puebla, donde residía la joven asesinada, han muerto 82 mujeres en lo que va del año 2017.

Anuncios

Según las estadísticas del Observatorio Ciudadano Nacional del #Feminicidio, solamente 58 de estos asesinatos son reconocidos de manera oficial por la Fiscalía mexicana. El Instituto Nacional de las Mujeres sostiene que en todo el territorio mexicano mueren en promedio siete mujeres al día por causas de género.

“No fue tu culpa, Mara”

Ha indignado profundamente a la sociedad mexicana el hecho de que algunas personas responsabilizaron a Mara por haber salido de noche sin compañía. Entre los manifestantes se podían leer pancartas que decían: “No fue tu culpa, Mara” y “No pidas perdón por ser mujer”. La protesta criticó la tendencia de criminalizar a las víctimas de la violencia de género y limitar el derecho a la libertad de las mujeres.

Una de las mujeres que marchó en Ciudad de México contó a la prensa mexicana que el caso de Mara la inspiró porque sintió que la víctima podría haber sido ella: “Cuando vi lo que pasó – cuenta Julieta – le dije a mi madre, a mis hermanas y a mis amigas: ‘Esa pude haber sido yo’.

Anuncios

Y es por eso que estoy en la calle con otras seis amigas, para combatir la violencia en contra de las mujeres. Esta joven fue víctima de una agresión por parte de un compañero de trabajo. Se sintió avergonzada, por lo que nunca habló del tema y se criminalizó a sí misma. “A mi me violaron y no dije nada. Pero ya no más, ya basta”, cuenta la chica. Otras mujeres han contado las propias experiencias, entre ellas Nely: “

“Fui abusada sexualmente por mi pareja. Llegó un momento en el que dije ‘basta’ y me alejé de esa relación tóxica”. Ahora usa el gas pimienta (que es ilegal) y ha aprendido técnicas de defensa personal. La marcha de las mujeres partió del Zócalo hasta la sede de la Procuraduría General de la República mexicana.

La solidaridad detrás del hashtag #Micasaestucasa

Otro de los lemas de la manifestación del domingo es el hashtag #Micasaestucasa y #micasaestucasahermana. La inicitiva trata de abrir las puertas del proprio hogar a todas aquellas mujeres que regresan solas en la noche. La gobernación de Puebla ha tratado de reactivar el gender alarm, un mecanismo de defensa introducido en la ley del 2007. En México se encuentra la capital del feminicidio, Ciudad Juárez, donde por décadas las mujeres han sido víctimas de asesinatos [VIDEO] y agresiones.