El rey Felipe VI de España está en México, donde está intentando fortalecer las relaciones comerciales entre ambos países. El rey ha apoyado las opiniones del presidente de España, Mariano Rajoy, que se encuentra con el monarca en Veracruz participando en la Cumbre Iberoamericana.

En el discurso que ambos han adoptado defienden que la recuperación económica de España es una realidad, "España está recuperando su crecimiento económico" afirmó el rey de España, país que se encuentra entre los países más corruptos de Europa, en el acto oficial al que acudió con un aspecto tan informal como "populista", ya que fue vestido con ropa guayabera típica de la zona.

Con este discurso de recuperación económica, animó el Rey a las grandes compañías latinoamericanas a que mantengan sus inversiones en la zona Europea, Africana y Asiática. Tampoco perdió tiempo en recordar la internacionalización de las empresas españolas, que durante los años 90 invirtieron en América Latina.

Poco antes, el presidente del Gobierno español se expresaba casi en los mismos términos, afirmando que "España es un magnífico país para invertir", pues según él, está previsto para 2015 un crecimiento superior al 2%, y bajo el amparo de estas declaraciones presumió de las "buenas políticas" aplicadas por su gobierno, algo que en España no parece notar la población, ya que según las últimas encuestas, el PP pasaría de tener mayoría absoluta a no tener ni un 20% de los votos.


Otro tema que sacó a relucir el monarca, fue el de la "lacra del desempleo", pero se refirió a este problema sin mencionar específicamente el caso español, que es posiblemente de los más lamentables del mundo desarrollado, pues España tiene unos datos de paro cercanos al 25%, una cuarta parte de la población, y lo que es más trágico, de todos los parados del país, más de la mitad son jóvenes menores de 30 años, lo que está poniendo en serio peligro el futuro del país.

De esta manera vinieron los dos representantes del estado español, dando consejos sobre qué se debe hacer, cuando realmente deberían escuchar y aprender, para así, intentar poder salir de la preocupante situación económica y social que vive su país.