En un acto de solidaridad con los familiares de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos el 26 y 27 de septiembre pasados, el grupo coral Ipsun en la Universidad Católica del Maule, en la ciudad del Talca, Chile, dedicó la canción "El aparecido" de Víctor Jara como un acto que muestra la vigencia de esta atrocidad que ha traspasado fronteras y mantiene su presencia en círculos culturales de Latinoamérica.

De acuerdo con un video publicado en El Universal, se dio a conocer esta acción solidaria y, al respecto, el director del coro, Máximo Díaz, refirió lo siguiente: "como colectivo artístico no podemos ser indiferentes con lo que está pasando en México con los 43 estudiantes de Pedagogía que fueron detenidos y desaparecidos, sobre todo teniendo en cuenta que estamos en el siglo XXI y que ya la tortura y la gente desaparecida dejó de ser un conflicto acá en Latinoamérica. Por lo mismo, el coro ha querido manifestar el apoyo a los estudiantes desaparecidos en México".

Durante el concierto, los integrantes del coro mostraron un mensaje con la leyenda "Ayotzinapa vive", con lo que suma a la exigencia mayormente en los ámbitos culturales y artísticos no sólo del país sino también de otros países de América Latina como el caso de Chile, que se encuentran muy conscientes y se sensibilizan con la causa y repudian estos acontecimientos.

Por otra parte, de acuerdo con el periódico La Jornada, el presidente de México, Enrique Peña Nieto ha reconocido recientemente la desconfianza de la sociedad por la inseguridad en el país, particularmente hacia las fuerzas federales por la colusión que pudieran tener con el crimen organizado, y sin embargo ha calificado estos hechos como aislados, con lo que sigue la línea de minimizar los actos de criminalidad que poco a poco han sangrado a este país.

Asimismo, ha trascendido que el FBI dirigió la investigación de los restos humanos localizados en Iguala, Guerrero, donde, a este propósito, recientemente se han localizado otras dos osamentas, esta vez en una localidad llamada la Barranca del Tigre, a la cual asistió personal de la Procuraduría General de la República apoyados por familiares de víctimas de desaparición forzada.