"El caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa nos ha entristecido", mencionó el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, luego de la reunión bilateral que realizó con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, en la sala oval de la Casa Blanca, en Washington D. C., esto tras concluir el encuentro en el que ambos presidentes manifestaron acuerdos en materia de seguridad.

A este respecto, Obama había mencionado estar preocupado por estos eventos trágicos que atañen a la comunidad estudiantil mexicana, por lo que en esta reunión resaltó las reformas que la administración de Enrique Peña Nieto desarrolló en esta materia, por lo cual manifestó que el gobierno de los Estados Unidos está comprometido a apoyar y a ser amigo de México. Sin embargo, hizo hincapié en que más bien es el pueblo mexicano el que debe de encargarse de que estos sucesos trágicos sean desarraigados "ante el claro reto que tiene México de combatir con mayor eficacia y contundencia al crimen organizado".

De esta manera, el presidente de los Estados Unidos manifestó a su homólogo mexicano que tendrá tanto el compromiso de colaboración como el intercambio de información y apoyo logístico para poder concretar de manera efectiva el combate al crimen organizado y a la inseguridad que impera en varios estados de México.

De acuerdo con información de los principales diarios mexicanos El Universal y La Jornada, los temas de la reunión Obama-Peña Nieto fueron principalmente los relativos a la seguridad y la justicia, en medio de la vorágine que se ha llevado a cabo recientemente por cómo se ha tratado el caso de los estudiantes desaparecidos.

Cabe resaltar que, según la especialista en la Relación EU-México, Susana Chacón, después de estos eventos el tema de los derechos humanos entró en la agenda como tema prioritario debido a los acontecimientos de los últimos meses. Asimismo, otros temas que se trataron son los relativos a la educación y la competitividad económica, energía y la correspondiente a la política migratoria recién aprobada por el gobierno norteamericano.