En un nuevo comunicado emitido por el #Gobierno Chino mediante Hong Lei, vocero del Ministerio de Asuntos Exteriores, este exigió al gobierno mexicano una explicación concreta sobre la cancelación de una licitación a una empresa asiática para la construcción del primer tren de alta velocidad que comunicaría a la capital mexicana con la ciudad de Querétaro, cuya cancelación fue el pasado mes de noviembre de 2014.

Mediante una rueda de prensa, Hong Lei expresó que Pekín espera que México "tome acciones concretas para salvaguardar los intereses de las compañías chinas". Agregando que el gobierno mexicano no ha pagado ninguna compensación por la cancelación a la licitación, Hong declaró también que el gobierno Chino "continuará animando a las empresas chinas a que lleven a cabo proyectos de cooperación ferroviarios con países extranjeros", y puntualizó que "una cooperación neutral y beneficiosa entre China y México sirve a los intereses de ambas naciones".

También se agregó en un comunicado escrito que "México necesita evaluar y responder de la forma adecuada a la enorme inversión humana y de capital que China ha realizado en la licitación, y llevar a cabo medidas para impulsar la cooperación bilateral futura"

Actualmente el proyecto del tren rápido México - Querétaro se encuentra suspendido indefinidamente a pesar de que se haya dado una nueva licitación, esto gracias a los nuevos recortes en los presupuestos a la inversión pública.

El viernes pasado, Luis Videgaray, encargado de la secretaría de Hacienda anunció que los recortes presupuestarios se deben a la caída en el precio del petróleo, anteriormente el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, dio a conocer que empresas de capital chino, canadiense, español, francés e italiano estaban interesados en ser parte de la nueva licitación, todo esto sin dar nombres de las empresas interesadas. Puntualizó también que el gobierno mexicano ofrecerá garantías para la nueva licitación y así evitar los errores que se cometieron con la empresa asiática China Railway Construction Company (CRCC), la ganadora de la pasada licitación de la construcción del tren rápido.

Sin duda, el gobierno chino está dando una presión al gobierno mexicano para que pueda resolver dos asuntos: uno, el pago a CRCC por la pasada licitación. Dos, que se siga considerando a las empresas chinas como las encargadas de los proyectos ferroviarios en México, no permitir la competencia de otros países, claro está, pero tanto el gobierno chino como la población mexicana resulta afectada por la suspensión indefinida de dicho proyecto. #Medios de transporte