Como ganador de varios premios en la pasada 87 entrega de los Óscares en el presente año, Iñárritu esperar el momento perfecto para poder emitir un comentario incómodo que para los dirigentes de nuestro país sería una blasfemia; es lo que la mayoría pensó cuando escucho dicha frase y seguramente hasta se levantaron de sus asientos para ovacionar tan temeraria acción; aunque ya con calma y realmente pensando lo que dijo ¿será acaso que es culpa del #Gobierno?.

No, es nuestra culpa a pesar que en redes sociales es trend topic la reacción del director de "Birdman", pues qué logramos con replicarlo infinidad de veces; realmente no vamos a solucionar la corrupción que existe en el sistema, tampoco se cambiará en cómo se maneja el país lo que realmente se necesitan son acciones, manifestaciones a conciencia y que en cada persona esté implantada la idea de realmente lograr un cambio, entonces es cuando si ya agotamos todas nuestras opciones podamos reclamar el gobierno que merecemos; pues es muy fácil desde la pantalla vociferar y decir qué se hace.

Compartir videos y viralizar noticias no cambiará nuestro sistema, mucho menos a los dirigentes, entonces Iñárritu ha rezado bien pues tenemos el gobierno que merecemos; y para no darle opción de incomodar al señor presidente su partido asegura "lo está construyendo".

Vivimos a la expectativa de que las cosas y oportunidades se nos regalen; compartir las noticias o los errores y el trabajo mal hecho de los organismos gubernamentales no resuelven la situación, si se le hace presión y al funcionario que muchas de las veces sólo obedece órdenes sin aplicar el criterio, pues el que paga manda según dice el dicho, y la solución más fácil es suspender al funcionario.

Por qué no mejor suspender a todo el departamento o al encargado de dicha área, esa si sería una medida para desaparecer ese cáncer político que nos ha orillado a la desconfianza total, pero si seguimos con el conformismo y no quitarse la venda de los ojos, entonces por qué buscamos culpables cuando sabemos quiénes son los verdaderos culpables, quiénes son los ciudadanos que reunidos en consejo realmente presionan para que se castigue al incompetente director de las instituciones.

Más que ovacionar el speech de Iñarritu deberíamos de sentirnos apenados porque realmente tenemos el gobierno que merecemos; seguimos señalando en las redes pero no hacemos frente, esperamos a que otros lo hagan; recordemos que somos más y no creo que el sistema pueda callar a tantos.
#Cine