Estamos en épocas de "precampañas" que son "campañas" en toda la descarada expresión; ya que en cada partido todos tienen al candidato designado por dedazo y que los fieles simpatizantes no votaron porque él les represente en la contienda electoral; por si fuera poco, aparecen los antognistas salvadores de los partidos viejos y se nombran candidatos independientes.

Estos personajes que vienen además de por hambre, por vivir del sistema; que es lo que los partidos nos han demostrado que solo por eso lo hacen, y es que en esta empresa todos quisieran trabjar, por eso salen los candidatos independientes de un día para otro, porque recuerdo, en mi experiencia, las serie de extensos trámites y absurdas resoluciones para que pudieses contender a ser algún candidato independiente, que por cierto, ni el 1% de mis conocidos me apoyó; más la serie de documentación que se me pedía , incluso un escrito de todo mi trabajo que haría en mi gestión y ya sabrá usted la cantidad de hojas que se elaboraron para que al final no aceptaran mi postulación.

¿Cómo le hicieron?, pues no es nada más que una pantalla más para que estas grandes masas de nuevos jóvenes convertidos a sus 18 años como votos peligrosos que evidenciarían más que las elecciones están arregladas, que no existe la democracia y que cada día las personas tienen más información real de como está el país, ya no los marean tan fácil, por eso voten por partidos, no por independientes.

La política siempre ha sido el negocio de unos cuántos que se alimentan del poder, influencias y dinero del pueblo que nos los eligió y que muchas veces no concuerdan con los ideales y proyectos del candidato, precisamente hace tres años, la actitud del ciudadano al ejercer el sufragio era de descontento, de no convicción y de la negación a la participación de elegir a su representante; el famoso "voto nulo" que sorprendió y fue acuñado como sello para las nuevas generaciones y nuevos votantes.

Este fenómeno social disociativo, disidente o sabrá usted como llamarle, marcó una separación notable y preocupante del comportamiento de la mayoría de los ciudadanos; no se necesita ser experto en la materia para saber que ya no se cree en el candidato, ni en el partido, ni en la política, por ende el ciudadano ya no se siente perteneciente a su estado, a su compromiso, le da lo mismo uno que otro; es por eso que el órgano regulador recientemente llamado, "INE"  es manipulado para decir que las cosas se hacen con total apego a la constitución. ¡Mentira! pues el decir que la democracia existe es como decir que el INE es independiente y los partidos no lo manejan.

Insultante es la cantidad que se le designa a los partidos para hacerse promoción; mismo que es dinero del pueblo; aquí es donde mejor debería destinar esas millonadas a lo que realmente se necesita; cosa contraria es que lo gastan en gorras, playeras y despensas que condicionan para que votes por ellos y te hagas acreedor a este súper paquete que llamamos "estímulos para simpatizantes, acarreados y demás que se preste a estas maquilladas elecciones".


#Gobierno #Política Jalisco