Con las elecciones del 7 de junio del 2015 aproximándose, los ciudadanos mexicanos nos hemos visto bombardeados con la publicidad de los candidatos. Desde algunos que se promocionan con la imagen de una cabra en el estado de Chihuahua o con una aplicación para dispositivos móviles en Colima, hasta las candidaturas de personajes de la farándula mexicana que se equivocan al promocionar a un partido contrario.

Sabemos que los cada vez más risibles candidatos no cumplirán con la mayoría, si no es que todas, las promesas que nos hacen. Las críticas y opiniones no se han hecho esperar y en estos días ha circulado vía correo electrónico, una petición para que los mexicanos se unan en contra de los diputados, senadores y demás representantes políticos de nuestro país.

La crítica se centra en los ingresos desproporcionados que recibe la casta política mexicana, empezando por la familia del presidente, quienes continúan buscando vestidos de graduación de 20 mil dólares. Sin embargo, el mensaje que se distribuye por internet se centra en la pregunta ¿Sabe usted cuánto gana un diputado? Realmente nadie lo sabe, el grupo Milenio calculó que su sueldo es aproximadamente de $1,869.00 por hora, lo cual es 160 veces el salario mínimo.

Además de estar exentos de impuestos, recibir un seguro de gastos médicos mayores para ellos, sus padres, su cónyuge y sus hijos, gastos funerarios, cupones de avión para cambiar por cuatro boletos mensuales, ayuda terrestre de hasta $10, 000 mensuales y una tarjeta IAVE. También cuentan con aguinaldo, vacaciones, ayuda para gasolina, pago de celular, asistentes; en algunos casos de coche y chofer y un bono de retiro de $1.6 millones de pesos para los senadores.

Con tales cifras no es de sorprender que cada vez sean más las personas en todos los ámbitos que quieran obtener algún cargo político, por lo que uno de los mayores retos del INE para las próximas elecciones será convencer a la gente que se acerque a los comicios, ya que es claro que si el ambiente político y social en #México no mejora, el desprestigio de los políticos y la "democracia" será cada vez mayor. #Gobierno #Reforma Electoral